: |

leader

La suma cero y el beneficio

0 comments
La suma cero y el beneficio

Se suele decir que frente al “problema económico”, necesidades diversas con recursos escasos, solo hay dos vías de gestión. Una, producir más. Otra, consumir menos.

En ambientes literarios se considera que los malos escritores suelen cerrar una novela eliminando al personaje. Este equipo de gobierno ha elegido ese camino. Devaluar la economía española. Matar la ilusión y afectar las reglas de la convivencia.

Claro está, que pareciera que su máxima preocupación ha sido, y es, compensar a sus donantes. Sí, he dicho “donantes”, no “votantes”. La mayoría de estos últimos están tratando de encontrar razones para volver a votarlos.

En ese sentido escribí unas reflexiones en La Revista La Pecera, del 23 de febrero de 2014 “La Disonancia de la Realidad”:

“Así, cuando una persona con valores y creencias morales asumidas desde su infancia puede verse involucrada en acciones que rechazaría, la liquidación del Estado del Bienestar, por ejemplo, se le suministran motivos en forma de valores superiores que justificarían su actitud: apelando a valores superiores: por el bien de España o el evitar males mayores. O por el partido, que también se hacen esas apelaciones.”

Para Rajoy y su equipo, además, por la carencia de fondos públicos, la solución a tal dilema ha sido aplicar el modelo de “suma cero”.

Este concepto se funda en la Teoría de Juegos. Así, se afirma que las pérdidas de unos jugadores se equilibran con los beneficios de los otros participantes. El conjunto de los españoles pagaremos sus “beneficios”.

Llegados a este punto, algunos defensores del modelo, Alfonso Rojo, por ejemplo, dirán que en realidad se trata de “la falacia de la suma cero”.

Pero, eso no se sostiene. El argumento está en que los bancos españoles ya ganaron 3.140 millones de euros en los tres primeros meses del año 2013, lo que supuso un incremento del 16,6% respecto al mismo periodo de 2012 y la vuelta a las ganancias.

Para el total del año 2013, sin contar a Bankia, los cinco grandes bancos españoles, Santander, BBVA, Caixabank, Popular y Sabadell, obtuvieron en 2013 un beneficio neto de 7.674 millones de euros, cuatro veces más que un año antes, gracias a la menor necesidad de provisiones.

La reforma financiera y los decretos del Gobierno obligaron a las grandes entidades a dotar unos 40.000 millones. Este esfuerzo arrastró al conjunto de la banca a pérdidas récord, sobre todo por el lastre de Bankia que, por sí sola ya registró unos números rojos de 19.056 millones. Hemos transferido fondos “irrecuperables” según los actuales gestores de esta entidad, para devolverla a la dimensión del beneficio. Todo, en una economía estancada. Devaluada. El modelo de “suma cero” se impuso.

Los defensores del modelo tendrían razón si estuviésemos en una fase expansiva del ciclo. Pero, lamentablemente para todos, o casi todos, eso no está ocurriendo.

El compromiso que se ha adquirido con la Troika obliga a España a recortar el déficit en 2014 y en 2015 en más de 20.000 millones. Anticipo que la solución que aplicarán será una privatización masiva de todas las “joyas de la abuela”. Tal como han hecho en sud América. Sumado a un empobrecimiento general de España…salvo unos pocos.

En esta línea les propongo la lectura de un párrafo:

“…definió un esquema de “racionalización” para consolidar una nueva estructura productiva en favor del capital industrial concentrado (…) Para implementar esta reconversión económica se necesitaba el ajuste de los “patrones de eficiencia”. Uno de los requisitos fue eliminar la puja salarial. De este modo, la modernización económica y la represión militar se complementaron: se terminaron las negociaciones colectivas, se congelaron los salarios, se devaluó (….) en un cuarenta por ciento, se aumentaron los precios de los servicios públicos, se cerraron empresas del Estado y se firmaron acuerdos con el FMI. La pérdida del poder adquisitivo de los salarios se trasladó a las empresas multinacionales, que aceleraron su acumulación de capital.”

¿Les suenan algunos aspectos del modelo? No, no son de De Guindos ni de Montoro. Este párrafo se extrae del ensayo de “Marcados a Fuego – De Perón a Montoneros 1945-1973”, de Marcelo Larraquy (2010 – Ed. Aguilar).

Este era el programa básico del general Juan Carlos Onganía, que dio un golpe militar a un gobierno democrático a fines de la década de los 60 en Argentina. Este personaje encumbró al poder del estado a un grupo de “cursillistas católicos”, precursores del Opus en aquél país. Así, encabezando la cartera de economía nombró a Adalbert Krieguer Vasena, un profesional de la dirección que ostentaba la confianza de las corporaciones extranjeras. Inclusive formaba parte de los directorios de una docena de ellas.

Como consecuencia de ello, y desde las profundidades del resentimiento colectivo, se sentaron las bases de la insurrección y la violencia que desembocó en la represión de fines de los 70 y del desastre social, económico y político de los 90. En la actualidad, Argentina aún no se ha recuperado de aquellas medidas. ¿Vamos hacia esa vía?

Hablando de “vías”, un ejemplo de estas “privatizaciones” poco transparentes. El Ministerio de Fomento liberalizará en primer lugar las rutas del AVE en Levante. Según dicen, para intentar captar 7 millones de clientes que ahora mismo utilizan el coche. La ministra Ana Pastor cree que la alta velocidad entre Madrid y Valencia y entre Madrid y Alicante es el perfil que más encajaría con los operadores privados para que puedan rentabilizar su inversión captando el mayor número de pasajeros posible.

Pero, lo que no dice la ministra, es que el coste de construcción de esas líneas ha engrosado la deuda pública que nos han transferido al conjunto de los españoles. Sí, el ex ministro Blanco también.

El beneficio será para los grupos alemanes, franceses y españoles que “rentabilizarán” su explotación sin riesgo alguno. Si quisiésemos rescatar estas concesiones, como en el caso de las autopistas madrileñas, deberíamos hacernos cargo de la penalización correspondiente que estos gestores le entregarán temerariamente a estos empresarios “defensores del libre mercado”.

Interesadas en sumarse al proceso tendríamos a Acciona y Globalia. Ambas anunciaron en un primer momento que iban en una propuesta conjunta, pero el acuerdo no prosperó. Además, Veoli Rail, Planeta, National Express (Alsa) y Virgin. A todos ellos habría que sumar a los dos grandes operadores públicos ferroviarios en Europa: la francesa SNCF y la alemana DB. ¿Habrá donantes en ese conjunto? ¿Qué papel juega ese lobby en las medidas que empobrecen a España desde Bruselas y Franckfurt?

En el Confidencial del 7 de abril de 2014, en cuanto al presidente del multimedia Planeta, Antena 3, La Razón, etc., refiere lo siguiente:

“El interés desmedido de Lara tiene otros competidores. La empresa estatal de ferrocarriles de Francia (SCNF), el grupo turístico Globalvía (Juan José Hidalgo) y la empresa constructora Acciona (Entrecanales) han mostrado su ánimo a participar en el proceso de liberalización ferroviaria, como ya es público. Todos ellos se encuentran a la expectativa de las negociaciones que los representantes del editor catalán mantienen con la ministra Ana Pastor en busca de una adjudicación dirigida a favor de la empresa Veloi Rail. En realidad, José Manuel Lara desarrolló esta compañía hace ahora un año a partir de Inversiones Hemisferio, la sociedad patrimonial de la familia desde la que auspició también la creación de Vueling, en la que ha invitado a participar a otros socios de la burguesía catalana. Como en el caso de la aerolínea low cost, integrada ahora en IAG, su intención es que Veloi Rail dé paso con el tiempo a nuevos accionistas, una vez que sus primeros propietarios aseguren la puesta en valor del negocio que pretenden lograr del Estado.”

Que los lectores saquen sus conclusiones. ¿Suma cero o no?

La disposición del grupo editorial a los deseos del gobierno es obvia, ¿no? En esta actitud se consumó el despido de la periodista de La Razón, Esther Palomera, adjunta a la dirección desde 1998. Sus críticas al gobierno no tienen espacio en la libertad de prensa “oficial”.

Pese a todo, personalmente creo que España tiene posibilidades de prosperar desde otros valores y políticas económicas. Siempre y cuando los que se aferran a la bandera y el himno, dejen hacer a los que pueden hacer posible esa expansión. La sabiduría popular lo sabe cuando afirma que “dime de lo que presumes y te diré de lo que careces”.

El deterioro como modelo sólo se convertirá en un justificante de la liquidación no ya solo de la denominada “economía del bienestar”. Están tratando de aniquilar toda posibilidad de creación de “riqueza social”.

Para este 2014, el pago de los intereses será la partida que más afecte el déficit, por encima de la desviación del pago de las pensiones.

Habrá que considerar que la participación en forma de voto es inevitable e imprescindible para detenerlos.

Share Button
class=""
-

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

-