: |

leader

Carreteras o AVE (Las pirámides son muy bonitas…)

0 comments
Carreteras o AVE (Las pirámides son muy bonitas…)

Las administraciones públicas gestionan la prestación de servicios esenciales de los ciudadanos: sanidad, educación, justicia, transportes… etc., y todos estos servicios son esenciales para el desarrollo,  la convivencia, y la felicidad de quienes  los reciben, que son los mismos que los pagan.

Es cierto que la brutal crisis económica que nos ha azotado (y lo sigue haciendo), ha mermado, no solamente la capacidad económica de la mayor parte de la población, sino también, consecuentemente, los ingresos de las administraciones encargadas de prestar los servicios públicos.

Al margen de consideraciones relativas a si los recortes de los servicios públicos han sido realizados en aquellos que eran de menor interés para los ciudadanos, lo que no parece ser el caso, más bien todo lo contrario, se ha recortado en servicios esencialísimos, y prácticamente no se ha tocado a otros que carecen de interés para el ciudadano, pero  si para las clases dirigentes (o de la oposición), es necesario analizar las consecuencias de los recortes (abandono) de la infraestructura en carreteras.

Todas las administraciones territoriales, desde el Estado hasta los Ayuntamientos, pasando por las Comunidades Autónomas y las Diputaciones, participan en la construcción y gestión  de nuestra red viaria. Al sector público se le añade, en ocasiones, el privado con la construcción y gestión de autopistas, gestión que, visto en Galicia el funcionamiento de la AP-9 deja mucho que desear.

De la experiencia personal,  de los cometarios de otros conductores y de lo recogido en los medios de comunicación,  se puede dar por comprobado que el estado de nuestras carreteras y autopistas es  más que decepcionante, es lamentable, y esto acarrea muy graves consecuencias: en primer lugar, y fundamentalmente,  para la vida e integridad física de quienes utilizan las vías, prácticamente todos los ciudadanos, en segunda lugar para la economía nacional pues un país sin una buena red viaria difícilmente  puede progresar.

Retomando el comienzo del artículo es cierto que los medios económicos son escasos, y es necesario racionalizar a toda costa, pero la cuestión es determinar ( sin salirse de ministerio de fomento) si  una  obra faraónica como es la del Ave, de la  que no se discute su importancia, aunque si su alcance en tan corto periodo de tiempo y tan escasos recursos,  puede detraer tantos recursos que se abandone el mantenimiento de la red viaria( utilizada por mucha más gente y mercancías) hasta extremos que la hagan peligroso o inservible. En definitiva no se estará primando el hacer algo nuevo, que es muy vistoso, en detrimento de lo existente, no tan vistoso, pero absolutamente imprescindible.

Las pirámides son muy bonitas, pero a la calle hay que salir todos los días.

 

Augusto.

 

 

 

Share Button
class=""
-

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

-