: |

leader

Discriminación positiva y mujeres.(el fin justifica los medios).

0 comments
Discriminación positiva y mujeres.(el fin justifica los medios).

En una ocasión una conocida me comentó que había ido a una reunión con un alto cargo del Estado porque se iban a cubrir una serie de vacantes a cargos públicos y debía decidirse quienes eran las personas más idóneas. Esta conocida, de talante feminista, me dijo que el alto cargo la había manifestado que no entendía que no hubiesen presentado por su parte a una mujer, que se vería con muy buenos ojos en las altas instancias. Mi conocida, que es persona preparada e íntegra, le manifestó a ese alto cargo que ellos presentaban a la persona que consideraban más idónea, con independencia del sexo.
Este supuesto verdadero que acabo de mencionar distingue claramente entre quien, al margen de la justicia y la ética, apuesta por lo políticamente correcto sin importarle las consecuencias injustas que sus decisiones puedan ocasionar, y quien, aunque con tendencia ideológica feminista, antepone criterios de igualdad, justicia y decencia sobre sus gustos personales.
El problema es que las personas con principios, como mi conocida, es más difícil que lleguen a cargos de importancia que quienes actúan para dar gusto puntual a una determinada corriente de opinión, aunque sea a costa de perjudicar a alguien que no tiene mecanismos defensa( el fin justifica los medios).
El principio de igualdad, sobre el que se tiene que asentar cualquier sociedad que se precie de convivir en estos tiempos, admite, incluso presupone, que debe darse un trato desigual a los desiguales. En este sentido ya casi nadie cuestiona que se de algún tipo de trato preferente a grupos como disminuidos físicos o psíquicos (otra cosa es que se cuelen los listillos, que debe ser evitado) permitiendo que se reserven algunas plazas en las oposiciones, o que puedan aparcar en determinados lugares.
La pregunta es si en nuestras sociedades occidentales es preciso discriminar positivamente a las mujeres para que accedan a determinados cargos.
La mujer hoy tiene mayor presencia en los estudios medios y superiores que el varón, y el índice de rendimiento académico es superior al de éstos. Entonces por qué desde determinadas instancias (no solamente en nuestro país, sino en todos los de nuestro entorno) se sigue favoreciendo y aplaudiendo que se dé un trato de favor a la mujer. Las respuestas pueden ser muy variadas, pero se me ocurre pensar que mucha gente (como aquel alto cargo del que hablaba al principio) nada muy a gusto en una corriente que es favorable, y ello con independencia de los “ muertos” que dejen en el camino( seguramente si el alto cargo o un hijo hubiesen resultado perjudicados por la filosofía tan “progresista” que ahora defiende, no actuaría igual).
Da gusto pensar que muchas mujeres (prácticamente todas las que conozco) quieren que se les reconozca por sí mismas y no llegar a cargos por su condición sexual. Espero que el sentido común y de la justicia que acompaña a la mayoría de la población impida que unos cuantos oportunistas, con mucha influencia y poder, consigan ir haciendo una sociedad cada vez más injusta.

Augusto.

Share Button
class=""
-

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

-