: |

leader

Cataluña independiente, cuestión de vanidad

0 comments
Cataluña independiente, cuestión de vanidad

Nuevamente Artur Mas ha conseguido sobrevivir unos meses más fijando las elecciones catalanas para el mes de septiembre de este año.
La cuestión o pregunta a responder es la de si la convocatoria electoral se realiza porque el interés general de Cataluña así lo requiere (no nos vamos a plantear a estas alturas si también sería beneficiosa para el interés general de España), o por el contrario prima su interés personal (y del de algunos otros) sobre los intereses de los ciudadanos catalanes.
El único punto del día del gobernante catalán y de una parte importante de la llamada oposición, en los últimos tiempos, consiste en segregar a Cataluña del resto de España. Ante semejante reto histórico, las cuestiones diarias como son la financiación, la sanidad, la educación, el paro, la seguridad ciudadana pasan a un segundo plano (si es que pasan a algún plano), y tienen que subordinarse a la gran causa de la independencia, y ello aunque el proceso se lleve por delante a una de las regiones más prósperas, al menos hasta la actualidad.
Es cierto que en los grandes procesos históricos (guerras, revoluciones..) cambian las prioridades y valores de los habitantes que se ven sumergidos en esos procesos, y ello con la finalidad de que, aunando esfuerzos, y privándose de bienes o derechos normales en otras situaciones, se pueda solventar la situación de urgencia. En este sentido ya los romanos tenían institucionalizada la figura del dictador cuando la República de hallaba en grave peligro.
¿Se halla Cataluña ante un proceso histórico como el mencionada anteriormente que justifica la adopción de medidas excepcionales? Seguramente miembros de la asamblea nacional catalana o de ERC así lo piensan, y es legítimo, aunque no se comparta su opinión, que lo puedan hacer. Pienso que en el caso de Artur Mas intervienen razones de oportunismo y menos de convicción; pero aún creyendo que lo mueven sinceros sentimientos nacionalistas, no puede olvidarse, ni él ni todos los demás, que dirige y es el responsable de bienestar de de 7.000.000 de personas y que sus actos pueden perjudicar a otras 46.000.000.
Contestando a la pregunta anterior, parece clara que no existe ninguna razón objetiva que determine que Cataluña deba, contra viento y marea, y de forma urgente, plantearse el separarse del resto del Estado. No se dan circunstancias económicas, culturales, religiosas, etc que impulsen a los catalanes a tener que dejar el Estado del que forman parte.
Entonces es necesario preguntarse el por qué de la actitud del presidente catalán y de los compañeros políticos de aventura. Personalmente solamente se me ocurre un motivo: El hacerse con un poder no compartido con un gobierno central, y ello a costa de lo que sea y de quien sea. En definitiva es una cuestión de vanidad.
Augusto

Share Button
class=""
-

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

-