: |

leader

Las mejores posturas para dormir y evitar el dolor de espalda

0 comments
Las mejores posturas para dormir y evitar el dolor de espalda

Dormir una noche del tirón puede ser una misión imposible si padecemos algún tipo de dolor. Pero además, si conseguimos hacerlo durante unas horas, puede que nos levantemos incluso peor si hemos cometido algún tipo de error postural.

El doctor Michael Breus explica a Yahoo Salud que “El sueño y el dolor tienen una relación complementaria. El Dolor puede hacer que nos cueste conciliar el sueño o mantenerlo. Pero es que además, si no descansamos correctamente, el dolor puede multiplicarse, ya sea contribuyendo a una mayor sensibilidad al dolor, o haciendo que sea percibido como más intenso”.

Es decir, es una pescadilla que se muerde la cola. ¿Si no duermo porque tengo un dolor, cómo me va a dejar de doler, si al no dormir el sufrimiento aumenta? La única manera de salir de este atolladero es corregir la postura que tengamos en la cama.

Por ejemplo, para el dolor de la zona lumbar la posición más agradable y recomendada es la de tumbarse con la espalda y las rodillas algo levantadas. Nos podemos ayudar de dos triángulos de gomaespuma -uno para ponerlo debajo de la rodilla y otro en la parte de abajo de la espalda- para facilitar la postura. Si no disponemos de esta ayuda, podemos optar por la postura fetal.

Con la primera postura, notaremos alivio debido a que nuestra pelvis dejará de soportar tanto peso como acostumbra a hacer. El doctor Breus asegura que “al levantar las piernas y las rodillas estaremos liberando a la pelvis de sostener bastante peso. Y al aumentar la altura del torso entre 17 y 20 grados, estaremos neutralizando cualquier tensión en la parte baja de la espalda”.

Para la postura fetal, Breus explica que así estaremos dando la oportunidad a los discos de la columna vertebral de descansar: “Los discos de la espalda pierden liquido todos los días. Con esa colocación podremos hacer que se rehidraten por la noche y mejoren su movimiento diurno”, explica.

Dolor de espalda tradicional
El dolor típico que empieza por encima de los riñones, y que suele deberse al sobresfuerzo o que se presenta en personas que padecen un cierto sobrepeso puede ser aliviado durmiendo boca arriba con la cabeza apoyada en una almohada lo más fina posible. “Si la almohada es goda, nuestra barbilla estará más cerca de nuestro pecho, y esta una postura que puede sobrecargar nuestra espalda”, explica el médico.

Dolor de cuello
El más conocido entre los que estudian o trabajan sentados con una postura incorrecta. Esta molesta sensación puede tratarse con una almohada con memoria: aquellas que tienen una ondulación que ‘recuerdan’ la forma de todo aquello que se les coloca encima. “Estas almohadas permiten colocar la cabeza más recta y dejarla un poco más atrás que las convencionales”, explica Breus.

Acidez de estómago
El de espalda no es el único dolor que se puede tratar con una correcta postura en la cama. La acidez de estómago también puede mitigarse si dormimos de lado. La pirosis o sensación de dolor o quemazón en el esófago, justo debajo del esternón, suele ser causada por la regurgitación de ácido gástrico. Si nos colocamos apodos en el lado izquierdo de nuestro cuerpo, lograremos que el esfínter esofágico inferior se separe del estómago y reduciremos que el acido gástrico suba por nuestro pecho y notemos tan desagradable sensación.

Share Button
class=""
-

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

-