: |

leader

La Fiscalía pide seis años de cárcel para Francis Franco

0 comments
La Fiscalía pide seis años de cárcel para Francis Franco

Los hechos se remontan a 2012. Francisco Franco Bordiú, el nieto de Franco, se veía envuelto en un grave accidente de tráfico en el mes de abril de ese año en la provincia de Teruel. Al parecer, un vehículo de la Guardia Civil acababa arrollado, supuestamente, por el todoterreno que conducía. Un agente resultaba lesionado y poco después se alegaba que el ‘nietísimo’ había cometido un atentado contra la autoridad, otro contra la seguridad vial y una falta de lesiones. Cuatro años más tarde finalizaba el sumario y comenzaban los trámites encaminados a un juicio en el que Francis Franco podría resultar culpable de hasta seis cargos.

Según ha desvelado el sumario del caso, la Fiscalía reclama para el nieto del dictador seis años de prisión, una multa de 25.600 euros más los 2720 que costó reparar el coche de los agentes y tres años sin permiso de conducir. La acusación particular, del guardia civil que resultó lesionado, reduce la sanción a 17.100 euros pero sube la petición de suspensión del carné de conducir hasta los seis años. Es el resultado de este incidente que Francis Franco se toma con diplomacia. “Es el precio de la fama. Me lo tomo con calma”, comentaba hace unos meses a este medio. El marqués de Villaverde y señor de Meirás continuaba firme en su versión de que en el día de los hechos se encontraba en Madrid y mantenía que hay testigos que pueden corroborar que así fue, como es la persona que lo atendió en un taller de la capital donde acudió a poner a punto su vehículo y cuenta con factura que lo acredita. No obstante, el sistema de localización que llevan incorporados los teléfonos móviles le sitúan en el lugar donde tuvo lugar el incidente con la Guardia Civil y en el que el agente resultó herido.
El todoterreno envuelto en el siniestro se encontraba registrado en una de las empresas familiares de Francis Franco, pero él mantiene en todo momento que no lo conducía, ya que se encontraba en Madrid. Señaló en su día a un empleado suyo de nacionalidad rumana, Marius T.O. como posible conductor del mismo en el momento del incidente con la Guardia Civil, algo que finalmente fue descartado por la justicia tras comprobar que el trabajador se encontraba en Rumanía disfrutando de unos días de descanso junto a su familia. Eso sí, no fue su primera versión, ya que en un primer momento corroboraba la versión de su jefe. Esto, unido al hecho de que los sistemas de localización telefónica sitúan el móvil personal del nieto de Franco, hacen prever que el juicio que se acaba de reabrir va a ser un quebradero de cabeza para él.

Share Button
class=""
-

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

-