Un tweet que éste no tardaba en borrar para acabar posteriormente borrando su cuenta en la red social de los 140 caracteres, pero que como ya se sabe, no sirvió para evitar las capturas de pantalla y los recuerdos en la memoria que se guardan en todos los ordenadores ante cualquier tipo de publicación en la red.

Veremos pues, cómo reacciona el programa ante la enésima acusación de tango, en este caso de uno de los familiares que estaba regularmente acudiendo a las galas para defender a su allegado. La audiencia anda con la mosca detrás de la oreja y sólo faltan más acusaciones desde dentro como está. #GH17 #Ghdirecto