: |

leader

AMENAZAS A LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN Los humoristas plantan cara

0 comments
AMENAZAS A LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN  Los humoristas plantan cara

Los presentadores de ‘El intermedio’ reciben un aluvión de apoyos de sus colegas, preocupados por el acoso judicial a los cómicos

El chiste sobre el Valle de los Caídos y la condena a la tuitera Casandra hacen saltar las alarmas entre humoristas, políticos y juristas

Wyoming y Dani Mateo se han ido de vacaciones de Semana Santa con una pesada cruz a cuestas, la del Valle de los Caídos, y camino del Calvario judicial que les espera. Pero antes de pararse a reflexionar sobre la sinrazón de la querella presentada contra ellos por un inocente chiste centrado en la famosa cruz, los dos presentadores de ‘El intermedio’ de La Sexta han recibido una catarata de apoyos de humoristas, periodistas, políticos, tuiteros y juristas. Todos temen que detrás de las últimas decisiones de los magistrados, que incluyen la condena a la tuitera Cassandra por bromear con Carrero Blanco, se esconda una peligrosa cruzada judicial contra el humor cuyo objetivo sea amedrentar a los cómicos.

Ambos presentadores se emplearon a fondo en ‘El intermedio’ del jueves, día 6, para defenderse, con su fino humor, de la que se les viene encima por llamar “mierda” al mastodóntico símbolo del mausoleo franquista. Tras pedir perdón a los que se hubieran podido sentir ofendidos, Mateo abrió el fuego aclarando que el chiste de llamar “mierda” a la célebre cruz iba por su arquitectura, y no por el símbolo religioso que representa. “Hay una cruz con la que cargamos todos: la posibilidad de ir al juzgado por hacer un chiste”. Para reconciliarse con la asociación denunciante, introdujo un video en el que, a modo de anuncio, se promociona el Valle de los Caídos como destino turístico bajo el lema “Ven y déjate caer”. Al hablar del monumento franquista, la voz en ‘off’ habla del “sueño de un pequeño hombre que podría llamarse Paco el Pocero” y precisa que la cruz mide 150 metros, “el equivalente a 150 caudillos”. “Si buscas el mejor destino, conoce un paraíso que te atrapa nada más verlo, por eso más de 30.000 españoles lo han elegido como lugar de descanso de forma permanente”, concluye.

UNA CRUZ “MIERDÍSIMA”

Wyoming se puso más serio y desde el ‘pico de la mesa’, refugio de las reflexiones más profundas del programa, dijo: “En ningún caso quisimos ofender el sentimiento religioso de nadie, lo que hicimos fue burlarnos de un monumento en concreto, el Valle de los Caídos, o como lo llama Dani Mateo, esa mierda, sin duda una expresión bastante desafortunada porque allí está enterrado el Generalísimo: lo correcto sería llamarle la mierdísima“. Tras denunciar que “los juzgados se están llenando de gente que cuenta chistes” y advertir de que su programa “seguirá riéndose de los símbolos franquistas”, el presentador cerró con la siguiente sentencia: “Un monumento que exalta el franquismo nos ofende más que un chiste”.

 

En ‘Al rojo vivo’ de este viernes, Cristina Pardo ha moderado un debate, ‘Un poco de humor… en el juzgado’, en el que el director de la revista ‘Mongolia’, Darío Adanti, y el humorista David Broncano han brindado todo su apoyo a Wyoming, Mateo y Cassandra. “Esta denuncia viene de una asociación que es como si te demanda la Estrella de la Muerte“, empezó diciendo Broncano, para quien el problema es que estas resoluciones judiciales acaben “condicionando” a los humoristas. “Si empezamos a pensar que no voy a decir esto, entramos en terreno peligroso”, advirtió.

 

Por su parte, Adanti abogó por una “libertad de expresión absoluta para todos” que reserve al ciudadano la posibilidad de “cambiar de programa o de revista si un chiste no le gusta”. “El problema es que creemos que cuando nos tocan los sentimientos tiene que estar el Estado protegiéndonos”, denunció antes de proclamar que “el humor es lo contrario al miedo” y “responde en el fondo a cuestiones de estética”.

En el programa también participaron la cofundadora de UPyD Rosa Díez y el magistrado de Jueces para la Democracia Joaquim Bosch. “Asistimos a una cruzada contra el humor porque para apreciar la ofensa a los sentimientos religiosos hay que fijarse en el contexto, y en ‘El intermedio’ se metieron con la cruz como elemento arquitectónico y no religioso”, argumentó Bosch. En esa misma línea, Díez se mostró convencida de que la denuncia contra Wyoming y Mateo “se va a archivar porque no tiene ni pies ni cabeza”. Otra cosa es la condena a la tuitera Cassandra, ya que, a su juicio, “lo que sí está penado es la humillación a las víctimas del terrorismo”. “A Casandra no se la castigó por enaltecimiento del terrorismo, sino por humillar a sus víctimas”, aclaró.

APOYOS SIN FISURAS

Fuera del ámbito televisivo, el humorista gráfico José Luis Martín, creador de ‘Quico el Progre’, aseguró a este diario que el caso de ‘El intermedio’ “no es algo nuevo”, sino “la vieja lucha de siempre”. “Los humoristas deben forzar los límites al máximo y la gente de las fuerzas del orden ya sabemos que son partidarios de limitarlos”, advirtió. Martín animó a seguir batallando “contra esos límites que hemos ido ganando y ensanchando”. “Ellos ahora están en una contraofensiva en toda regla, pero creo que eso para nosotros es un arma porque está siendo contestada con solidaridad y apariciones en los medios, lo que les deja en evidencia“, sentenció.

En el mismo tono se manifestó Manel Fontdevila, de ‘Orgullo y Satisfacción’, para quien está claro que “hay una involución”. “Es necesario volver a desenterrar el tema de la libertad de expresión, de prohibir cosas como en dictaduras, como si la gente no tuviésemos criterio”, avisó antes de denunciar que “intentan que la gente se acobarde y calle poniendo multas y denuncias”.

 
Share Button
class=""
-

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

-