: |

leader

¿Hay que acudir a la solución del Banco Santander por la ampliación de Banco Popular?

1 comment
¿Hay que acudir a la solución del Banco Santander por la ampliación de Banco Popular?

Esta es la pregunta que se realizan los inversores minoristas que suscribieron la ampliación de capital de Banco Popular del pasado 2016 o compraron deuda subordinada. La respuesta a esta pregunta tiene plazo para cada uno de los afectados: septiembre.

Los minoritarios que pueden acogerse a esta solución de Banco Santander tienen que cumplir una serie de requisitos, como tener las acciones de la ampliación en Banco Santander, Banco Popular o alguna de las filiales, así como no haber invertido más de un millón de euros, ya que solo se ha facilitado a los minoritarios, dejando fuera a los inversores institucionales. Banco Santander, a cambio, les canjeará el importe a indemnizar por deuda perpetua contigentemente amortizable, abonando un 1% anual durante los primeros siete años, a partir del cual siempre y cuando Banco Santander así lo elija y con el permiso del Banco Central Europeo, podrá recomprar la deuda devolviendo el importe íntegramente a estos afectados por la ampliación.

Asimismo y no menos importante, todos los accionistas que se acojan a esta solución deberán retirar toda demanda judicial contra la entidad cántabra y Banco Popular. Tampoco podría iniciar acciones judiciales posteriores.

Es la primera solución de Banco Santander sobre un asunto de Banco Popular

“Si es buena o no la propuesta, deberá decirlo cada accionista”, apunta Ricardo de Rabassa, socio de Cremades & Calvo-Sotelo, bufete que representa a la Aemec en las demandas judiciales contra la resolución de Banco Popular, en declaraciones a Intereconomía.com.

Y es que, en España no hay demandas colectivas en sí, sí se suman similares casos en un mismo juicio para evitar un mayor colapso de la justicia, aunque en esta solución propuesta por el Banco Santander, la primera oficial por la ampliación de Banco Popular, deberá ser estudiada y meditada por cada uno de los accionistas, que en caso de acogerse no emprenderían acción judicial alguna contra el banco.

El tiempo corre en contra de estos minoritarios, ya que la fecha para acogerse expira en septiembre, el mismo día que Santander dé a conocer el día de la emisión de esta deuda perpetua, el activo con el que se les recompensará. No obstante, desde Cremades & Calvo-Sotelo llaman a la “calma”, al “sosiego” y a la “tranquilidad” antes de lanzarse por una acción u otra.

Los accionistas deben reflexionar entre julio y agosto ya que el plazo expira en septiembre

Y es que, cada caso en el Banco Popular es muy distinto. Si bien un accionista entregaba la paga de su hijo con la rentabilidad de Banco Popular, otros necesitaban esas acciones para poder vivir al día. En consecuencia, cada decisión la deberán adoptar cada uno de ellos.

De Rabassa aconseja leerse muy bien toda la oferta del Santander, que está sujeta a condiciones, “un hecho normal en el mundo financiero“. Tienen que tener en cuenta si compraron acciones entre el 26 de mayo y el 21 de junio de 2016, o bien tienen deuda subordinada de la entidad. Estos minoritarios “no recibirán euro sobre euro”, subraya el socio de Cremades & Calvo-Sotelo, sino deuda perpetua de un banco de “absoluta solvencia“, a razón de un interés anual del 1% durante los primeros siete años y una rentabilidad superior a partir de ese último ejercicio.

Desde el despacho inciden en que son los accionistas quienes deben tomar la decisión de acogerse a esta oferta del Santander, o bien iniciar o continuar pleitos de “largo recorrido”, pero confiando en que los jueces les den la razón y se reconozca el desaguisado que se ha hecho en la resolución de Banco Popular. Su principal consejo, que estos minoritarios reflexionen durante este mes y medio que queda antes de que se agote el plazo de la oferta. “No hay que precipitarse”, apunta.

La oferta de Banco Santander “no” es un abuso

Respecto a la decisión del Santander, considera que “no” se trata de un abuso, y que esta oferta llega para no tener que hacer frente a temas reputacionales y rebajar el número de demandas.

Cabe recordar que en la noche del 6 al 7 de junio todos estos accionistas perdieron toda su inversión en Banco Popular, y que ahora se busca recuperar la totalidad de la inversión o al menos una parte.

El despacho de abogados niega, por otro lado, que el Banco Santander les haya ofrecido otro tipo de solución anteriormente. “Es la primera y está publicada en la Comisión Nacional del Mercado de Valores”, destaca De Rabassa. Por último, recuerda que los accionistas minoritarios que compraron acciones en la ampliación, pero que después las vendieron no podrán acogerse a esta solución.

Felicita al Banco Santander por la iniciativa y afirma que la entidad cántabra no es responsable de la resolución de Banco Popular

Horas más tarde, el despacho ha difundido un comunicado en el que felicita a Banco Santander por la iniciativa. “Con independencia de que solo podrán beneficiarse de ella una parte de los afectados, es un paso en la satisfacción del interés del cliente, que no excluye otros pasos que estos puedan y deban dar”, señalan.

“Se trata de una acción comercial. No es una satisfacción extrajudicial. En principio Cremades & Calvo-Sotelo ve compatibilidad entre aceptar en su caso la oferta de Santander y con la acción en Europa y otras posibles indemnizaciones civiles o administrativas que se puedan ventilar en España, no dirigidas contra Banco Santander o sus directivos y empleados”, ha considerado el bufute. “Todo el que no esté incluido en la oferta, solo tiene la opción de ir a los tribunales si quiere aspirar a alcanzar alguna compensación”, ha destacado, en la misma línea comentada anteriormente por De Rabassa.

“Todos en definitiva podrán hacerlo. Unos con red, es decir con una compensación comercial derivada de su condición de accionista (los del acuerdo) y otros sin red (los restantes)”, señalan. “Nuestra línea de acción (Europa y Audiencia Nacional) se manteniendo tal y como estaba diseñada por nuestro equipo de litigación financiera”, ha considerado la entidad, que deja claro que el Banco Santander “no es el causante del daño”. “Europa y los mecanismos irreflexivamente aplicados probablemente sí. También la administración temeraria del anterior presidente el Sr. Saracho. Ahí está por tanto el objetivo y la compensación final”, concluyen.

F/intereconomia
 
Share Button
class=""
-
  1. augusto says:

    algún día..esperemos que no muy tarde tendrá que saberse que intereses confluyeron en la vertiginosa caída del Popular…¡que país!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

-