: |

leader

García-Page se rebela contra Pedro Sánchez

0 comments
García-Page se rebela contra Pedro Sánchez

Pedro Sánchez afronta su primer choque serio con un barón regional en su segundo mandato. Un conflicto a cuenta de una alianza que de entrada satisfacía a las partes: la oferta que el presidente manchego, Emiliano García-Page, hizo a Podemos para entrar en su Gobierno tras el acuerdo para sacar adelante los Presupuestos de 2017. El secretario general estaba informado de las gestiones del líder autonómico e incluso había intercedido ante Pablo Iglesias. Pero la crisis ha surgido por el frente interno: por la negativa de Page a someter la “incorporación” de dos miembros de la formación morada en su Ejecutivo a refrendo de las bases. Ferraz le exige que lo haga, porque así lo demandan los nuevos estatutos. La tensión creciente entre las dos direcciones forzó, a última hora de este lunes, la convocatoria de una reunión en la sede federal a las diez de la mañana del martes para intentar acercar posturas y evitar el estallido. Ferraz admite que la cuestión se sustancie a través de asambleas con afiliados deliberativas (no solo informativas) y que haya una votación posterior.

El ambiente se había ido enrareciendo con el paso de las horas. Tras anunciarse el preacuerdo de Page y Podemos, el jueves pasado, la cúpula de Sánchez trasladó a la dirección manchega que también debía articular algún mecanismo de expresión de la voluntad de la militancia. Algo similar, por tanto, a lo que había advertido el secretario regional del partido emergente, José García Molina: que su llegada al Ejecutivo estaba condicionada al sí de las bases. Toledo parecía aceptar esa propuesta. Pero fue este lunes cuando Ferraz formalizó su requerimiento a Page, a la vista de que “no concretaba” cómo iba a canalizar esa exigencia. El responsable de Organización, el valenciano José Luis Ábalos, firmó un comunicado que remitió a su homólogo manchego, Jesús Fernández Vaquero, también presidente de las Cortes autonómicas, en el que le recordaba los cambios en los estatutos que aprobó el 39º Congreso Federal, los pasados 17 y 18 de junio.

El dirigente pasaba a transcribir el artículo 53 de las nuevas normas internas, que señala que “será obligatoria la consulta a la militancia, al nivel territorial que corresponda, sobre los acuerdos de Gobierno en los que sea parte el PSOE o sobre el sentido del voto en sesiones de investidura que supongan facilitar el Gobierno a otro partido político”. Por tanto, “dado el principio de acuerdo alcanzado con Podemos” por el que, de aprobarse, se configurará un Ejecutivo de coalición en Castilla-La Mancha —la formación morada ocuparía una Vicepresidencia y una Consejería—, sigue Ábalos, “resulta preceptiva la aplicación del citado artículo 53″. Así, la ejecutiva regional “deberá organizar la celebración de una consulta en la que vote la militancia de Castilla-La Mancha para aprobar o rechazar el principio de acuerdo alcanzado con Podemos”, señala el comunicado [aquí en PDF], al que ha tenido acceso El Confidencial.
Además, el número tres de Sánchez señala que con carácter previo a la celebración de esa consulta, la dirección manchega deberá pedir autorización a la ejecutiva federal, permiso que no obstante ya le adelanta. Que la comunicación, adelantada por Vozpópuli, se hiciera por escrito da buena prueba de hasta qué punto Sánchez quiere salirse con la suya y la importancia que confiere a una de las promesas que más enarboló en su campaña de primarias: dar voz a las bases en los acuerdos poselectorales.

Una aplicación que debe ser “matizada”
A esa notificación, Vaquero contestó con otra misiva, y en la que el escudero de Page explicaba por qué considera que no es preceptivo ese referéndum. El responsable del aparato regional recuerda primero que ya “acordó” con Ferraz, y “sin que hubiera discrepancias”, que su ejecutiva comunicaría por escrito a todos los militantes el contenido del pacto con Podemos y que se llevarían a cabo “asambleas informativas” en las agrupaciones locales para exponerlo. Y después argumenta que la aplicación del artículo 53 de los nuevos estatutos [aquí en PDF] ha de ser “matizada”, porque otro precepto, la disposición transitoria primera señala que continúan en vigor los anteriores reglamentos y normativa del partido “hasta el momento de la aprobación de un reglamento federal de desarrollo de los estatutos” aprobados por el último cónclave, el del 17 y 18 de junio.
“Ni la regulación estatutaria previa al 39º Congreso contenía el detalle de los requisitos que fijasen cómo llevar a cabo las consultas, ni es este momento existe un desarrollo reglamentario que especifique las condiciones en las que se han de desplegar: plazos, modalidades de votación, régimen de recursos, etc.”, esgrime Fernández Vaquero en su carta, a la que también tuvo acceso este diario. El secretario de Organización aduce que “la absoluta falta de regulación interna” y los plazos de aprobación del proyecto de Ley de Presupuestos de Castilla-La Mancha de 2017 —la tramitación ha de estar concluida el 31 de agosto— “hacen inviable, en este momento y con las circunstancias que acontecen en esta región, llevar a cabo la consulta exigida por el artículo 53 y provoca, por tanto, que se despliegue el contenido de la citada disposición transitoria”. El dirigente autonómico añade que, si hay discrepancias en la interpretación de la política de alianzas y el desarrollo legislativo con Ferraz, quien resuelve el contencioso es el comité federal, según el artículo 78 de los estatutos.

F/elconfidencial

 

 
Share Button
class=""
-

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

-