: |

El calendario mortal de Blesa. Dos semanas de tormento

0 comments
El calendario mortal de Blesa. Dos semanas de tormento

Reconstrucción del último viaje del expresidente de Caja Madrid a la finca de caza cordobesa de Villanueva del Rey, donde perdió la vida el pasado miércoles por un disparo de rifle

“Siempre llamaba con bastante antelación para avisar de que quería disponer de la finca para cazar”. Esta vez, sin embargo, Miguel Blesatelefoneó para informar de su llegada cuando estaba a solo 80 kilómetros de Córdoba. Estos son algunos de los pocos detalles confirmados que relatan desde su entorno familiar cuando reconstruyen el último viaje del financiero jienense (Linares, 1947). Al otro lado del móvil le contestó Rafael Alcaide, uno de los gestores de la finca, que atendió sin problemas su petición. Él también estaba en Puerto del Toro, un entorno de 1.621 hectáreas dedicado a la explotación cinegética, organizando un descaste de ciervas.

Miguel Blesa solía agendar sus escapadas a Villanueva del Rey(Córdoba) con Fermín Gallardo, otro de los responsables de la explotación que tiene en propiedad desde 2005 la familia Romero, fundadora del grupo inmobiliario Prasa, con quienes estrechó relaciones en su época al frente de Caja Madrid. Esta vez no fue así. Desde hace dos semanas, el financiero barruntaba el viaje, pero avisaba con un día de antelación y lo cancelaba en el último momento, sin más explicación, según ha detallado uno de sus anfitriones a la familia. El fatal desenlace, descubierto a las 7:50 del miércoles, ha cargado de sentido ese cúmulo de incertidumbres arrastrado en los días previos

A partir de este punto, todo parece formar parte del plan de Blesa para acabar con su vida. Tras llegar a la finca de madrugada (2:00), hizo noche en las instalaciones del complejo y por la mañana desayunó con los presentes: su amigo, dos guardas y la mujer de uno de ellos, encargada del servicio. El expresidente de Caja Madrid interrumpió el café para dirigirse al coche y aparcarlo a la sombra. Antes de abandonar las dependencias, preguntó a Alcaide si tenía el teléfono de su mujer (Gema Gámez) “por si pasaba algo”. Era una pregunta trampa, una excusa para facilitárselo antes de salir. “Momentos después, el personal escuchó un disparo y se lo encontraron sin vida y con un tiro causado por su rifle”.

F/elconfidencial
 
Share Button

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies