: |

leader

Terelu Campos: “No soy de Podemos, pero les respeto. No son el coco que se dice”

0 comments
Terelu Campos: “No soy de Podemos, pero les respeto. No son el coco que se dice”

P-Hay un momento de su libro en el que aparece en 1994 viviendo en Malasaña, sola, un poco perdida… Se podría hacer una novela con esa Terelu malasañera.

R-Era la primera vez que vivía sola, me acababa de divorciar y me costó horrores encontrar piso. Tengo claustrofobia, así que tenía que ser un primero o un segundo.Soy miedosa y necesitaba un portero. No sé conducir y necesitaba un sitio céntrico… Y tenía que poder pagarlo con mi sueldo, claro. Encontré el piso en Divino Pastor, que lo tenía todo, y lo cogí corriendo. Pero, en una semana quitaron al portero, empezaron obras al lado y con el andamio cualquiera llegaba a mi habitación.

P-Malasaña, en 1994, todavía daba miedo.

R-Qué va, miedo daba en 1981, cuando llegué de Málaga. Me acuerdo que fui a La Vía Láctea y me dieron absenta. Ahora es ilegal ¿no?

P-No sé. ¿Qué tal le sentó?

R-No recuerdo nada así que imagínese.

P-¿Pero estaba usted en el rollo?

R-Yo venía de estar cinco años emparejada. Había perdido a mi pandilla. Al principio sentía mucha soledad. Luego, entre mi hermana y Belén Rodríguez y la gente del trabajo, me hice con el barrio. Iba a Pacha, a las pizzerías… Pero duré poco allí.

P-¿Cuántas mudanzas lleva desde entonces?

R-A ver si me acuerdo de todas mis casas: las dos de Málaga, la de Ayala, luego Pilar de Zaragoza, Delicias, Parque Rozas, Coto del Pardo, Parque Rozas otra vez, Divino Pastor, Serrano, Doctor Arce, Aravaca y ahora Pozuelo. No llevo mudanzas ni nada.

P-Y en todos estos años, ¿cuántas veces ha ido corta de dinero?

R-A ver: cuando me separé me pagaban normal. Normal-un-poco-bien. Luego mejoró, pero con los sueldos de la gente que está detrás de la cámara, no los de presentadora. En Canal Nou ya me pagaron como a una presentadora y fue mi época dorada. Después, a Antena 3 me fui ganando menos. Y, desde entonces, fluctuando, siempre fluctuando. Dependo de cuánto me quiera joder la vida el señor Montoro.

P-¿Por qué se arruinan tanto los famosos?

R-Porque vivimos al borde del precipicio. Si no eres muy consciente, lo normal es acabar fostiándote.

P-Qué angustia, ¿no?

R-Sí, pero le pasa a casi todo el mundo, no voy a ir de víctima.

P-Imagine España gobernada por Podemos. El ¡Hola! se vuelve contracultura y rebeldía…

R-Yo no soy de Podemos pero les tengo respeto. Sé que no son el coco que se dice. Igual nos llevábamos una sorpresa si ganan y son los de Podemos los que quieren salir en el ¡Hola!. Ya pasó en 1982 con los socialistas.

P-En la escala ésa del CIS en la que uno es ultraderecha y 10, ultraizquierda…

R-Yo soy un seis. O no, espere, soy un siete.

P-No es poco.

R-Bueno. La gente de derechas piensa que soy de izquierdas y la de izquierdas, que soy de derechas. Eso me divierte, algo bueno he hecho. Eso sí: yo he cambiado de voto muchas veces, pero siempre he ido a votar. Aunque fuera para votar en blanco, que lo he hecho.

P-Verdadero o falso: los programas del corazón son como Pressing catch, que parece que se pegan, pero luego no.

R-Falso. Vaya que sí que te pegan. Y vaya que sí que te duele. Yo no hago ni pizca de teatro. ¿Y sabe por qué? Porque el que hace teatro tiene los días contados. Si me funciona tantos años este personaje es porque es de verdad.

P-¿Para qué les sirve Sálvame a los españoles?

R-La gente me dice que se entretiene, que se aisla de sus problemas… No está mal.

P-Es eso y es que algo tenemos que hacer con nuestros malos sentimientos. Dirigirlos a odiar a un famoso tampoco hace tanto daño.

R-Todos tenemos un demonio al que hay que alimentar, es verdad. Y también es verdad que en este país funciona mucho eso de buscar a alguien que está peor y encontrar consuelo en eso.¿Cómo fue eso de que dio la primicia de la boda de los Reyes?Había gente que sabía que la relación existía pero no creyeron que fuera tan en serio.O sea que el mérito no era tanto saberlo como darle el valor que tenía. Era un viernes, yo estaba en Telemadrid, iba a despedir el programa y tenía la información de una fuente en la que confiábamos. Estaba en directo y mi madre se comunicaba con mi asistente, que me ponía carteles: «Dilo», «Dilo y vete, que de aquí al lunes te lo van a levantar». Y lo di. Aterrorizada, pensando, lo que se me viene encima. No lo había consultado con la dirección porque estas cosas, si preguntas ya sabes que te van a decir que no.

P-¿Le riñeron?

R-No, nadie. Al día siguiente, a las 11.00h., me llama mi madre: «En una hora, Zarzuela va a soltar el comunicado de la boda.Y lo van a tener que soltar porque ayer lo diste tú». Pero no presumo mucho de eso.

P-Por lo que veo en el libro, lo que más le enfada es que le traten de aprovechada de su madre.

R-Sí, porque sé lo que he luchado y me rebelo contra la injusticia. Pero bueno, estoy más relajada.P-

¿Qué tal le han salido los psicólogos en la vida?

R-Me han salido buenos. He tenido suerte, porque conozco a personas que nunca llegan a dar con la tecla y en este tema no te vale cualquiera. Necesitas empatía. Yo tuve un psiquiatra maravilloso, Antonio Colodrón Álvarez. Paco Umbral le dedicó una columna en EL MUNDO más tarde. Y luego, tuve a Marcela, una terapeuta que me dejaba como el que vomita después de tener dolor de barriga. No suena muy fino pero es que era así. Otras cosas que he probado me salieron peor.

F/elmundo
 
Share Button
class=""
-

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

-