: |

leader

El aeropuerto de El Prat queda en manos de la Guardia Civil

0 comments
El aeropuerto de El Prat queda en manos de la Guardia Civil

Tras la decisión de los trabajadores de rechazar la propuesta de la Generalitat, comienza una huelga indefinida que forzosamente durará varios días hasta que haya un árbitro

El riesgo de colas seguirá en el aeropuerto de El Prat, y durante no pocos días. A primera hora de este lunes, la espera para pasar el control de seguridad no supera los 30 minutos, menos que en los días precedentes cuando se produjeron paros parciales. Eso sí, durante la madrugada las colas llegaron a durar hasta una hora. Por ahora, hay más tiempo de espera en los mostradores de facturación de las distintas compañías aéreas que en la zona de los arcos de seguridad.

En las líneas de control de los pasajeros que acceden a la instalación se han situado ya efectivos de la Guardia Civil. Varios viajeros han expresado en las redes sociales la normalidad durante las primeras horas de huelga indefinida de 24 horas de los trabajadores de Eulen. “Pasar el control de seguridad y de pasaportes: 30 minutos. La cola más larga, en la cafetería“, cuenta Anna en su perfil de Twitter.

El conflicto laboral de los vigilantes de seguridad se encuentra bloqueado después de que los trabajadores rechazaran este domingo de forma contundente la propuesta de la Generalitat. Algo menos de la mitad de los empleados que conforman la plantilla de Eulen decidieron por 150 votos a 36 decir “no” a la subida de 200 euros mensuales en 12 pagas.
El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, lamentó la “postura muy inmovilista” del comité de huelga, que aboca a la designación de un árbitro que decidirá la solución al conflicto con un laudo de obligado cumplimiento. No obstante, hasta llegar a ese momento ha de seguirse un calendario imposible de acelerar, por lo que la complicada situación del aeropuerto se prolongará forzosamente durante varios días más.
1501831165_677194_1501857548_noticia_fotograma
El riesgo de colas seguirá en el aeropuerto de El Prat, y durante no pocos días. A primera hora de este lunes, la espera para pasar el control de seguridad no supera los 30 minutos, menos que en los días precedentes cuando se produjeron paros parciales. Eso sí, durante la madrugada las colas llegaron a durar hasta una hora. Por ahora, hay más tiempo de espera en los mostradores de facturación de las distintas compañías aéreas que en la zona de los arcos de seguridad.

eulen-huelga-seguridad-aena-aeropuerto-prat-barcelona_10_670x355
En las líneas de control de los pasajeros que acceden a la instalación se han situado ya efectivos de la Guardia Civil. Varios viajeros han expresado en las redes sociales la normalidad durante las primeras horas de huelga indefinida de 24 horas de los trabajadores de Eulen. “Pasar el control de seguridad y de pasaportes: 30 minutos. La cola más larga, en la cafetería”, cuenta Anna en su perfil de Twitter.

El conflicto laboral de los vigilantes de seguridad se encuentra bloqueado después de que los trabajadores rechazaran este domingo de forma contundente la propuesta de la Generalitat. Algo menos de la mitad de los empleados que conforman la plantilla de Eulen decidieron por 150 votos a 36 decir “no” a la subida de 200 euros mensuales en 12 pagas.
El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, lamentó la “postura muy inmovilista” del comité de huelga, que aboca a la designación de un árbitro que decidirá la solución al conflicto con un laudo de obligado cumplimiento. No obstante, hasta llegar a ese momento ha de seguirse un calendario imposible de acelerar, por lo que la complicada situación del aeropuerto se prolongará forzosamente durante varios días más.

Huelga en El Prat: ¿qué piden los vigilantes mileuristas (y no es solo dinero)?

Los trabajadores denuncian que faltan manos tras los últimos recortes de personal. Casualidad o no, su lucha coincide con las negociaciones para cerrar un nuevo convenio de seguridad a nivel estatal
El árbitro deberá ser nombrado entre las dos partes, y en caso de no alcanzarse un acuerdo, será designado por decreto administrativo. De la Serna avanzó que ya ha solicitado el informe pertinente a la Abogacía del Estado, que será trasladado a Empleo y de ahí al Consejo de Ministros, “que es quien tiene que dar el primero de los pasos para formalizar la designación de un árbitro y darle el tiempo necesario para la elaboración de la propuesta que tendrá un carácter vinculante”, explicó.
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ya había esbozado la posibilidad de celebrar un Consejo de Ministros Extraordinario esta semana en caso de que la Mesa del Parlament catalán tramite este miércoles la proposición de ley del referéndum, de manera que este jueves o viernes podrá quedar resuelta la vía del arbitraje para que resuelva el conflicto. Hasta entonces, todo queda fiado a que la Guardía Civil garantice el buen funcionamiento de El Prat pese a la huelga.
Mientras tanto, habrá huelga indefinida de vigilantes en el aeropuerto, con un despliegue reforzado de la Guardia Civil en los controles para asegurarse de que los trabajadores cumplan los servicios mínimos del 90% establecidos por la Delegación del Gobierno en Cataluña. Por su parte, la Generalitat ha dado por terminada su mediación en el conflicto al ser rechazada su propuesta. “No podemos hacer nada más”, afirmó la consejera de Trabajo Dolors Bassa.
De nada ha servido la acción de fuerza exhibida el pasado viernes, cuando las tres administraciones implicadas -Fomento, Generalitat y Ayuntamiento de Barcelona- compartieron posición frente a la negativa de los trabajadores a la oferta existente. Ni siquiera el recurso a la Guardia Civil fue cuestionado. Sin embargo, este milagro político ha resultado esteril tras la nueva asamblea del domingo. Queda por delante un mes de agosto caliente.
“Queremos gestionar nuestras infraestructuras”
Ante la primera jornada de huelga indefinida, el conseller de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat, Jordi Rull, ha explicado que por el momento “no hay colas” pero ha reconocido que “hemos entrado en un escenario grave”. “Tenemos que tomar medidas que la atenúen”, ha explicado en una entrevista en Catalunya Ràdio en la que ha lanzado un dardo a la Guardia Civil. “.En lugar de hacer otras cosas en Cataluña, ya está bien que hagan lo que tiene que hacer en El Prat”, ha apuntado.
Rull ha confirmado que la Generalitat ofreció al Gobierno “los Mossos para que se pusieran en los controles y nos dijeron que no”. “Ya nos gustaría que el control correspondiera a las fuerzas de seguridad de Cataluña, ahora actúan para acompañar a los usuarios”, se ha quejado para ir a más, ya que ha exigido que sea el Govern el que gestione todas las infraestructuras de Cataluña.
Convencido de que “las cosas se pueden reconducir”, Rull ha felicitado a la Generalitat por la mediación ejercida en el conflicto. “El ministro De la Serna la ha puesto en valor”, ha señalado.
De la Serna niega presiones a trabajadores
El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha negado este “rotundamente” que se hayan ejercido presiones sobre los trabajadores de Eulen en el aeropuerto de Barcelona-El Prat para que aceptaran la propuesta de la Generalitat en el proceso de mediación.
El ministro, en declaraciones a Onda Cero, ha subrayado que es obligación del Gobierno garantizar la seguridad y el orden público en el aeropuerto estando España en alerta 4 en materia terrorista.
De la Serna ha señalado que la presencia de la Guardia Civil ha hecho que vuelva la “normalidad” al aeropuerto y ha indicado que ésta “se antoja absolutamente necesaria” por razones de seguridad. Asimismo, ha explicado que se trata de una presencia de “carácter transitorio”, que durará “todo lo que sea necesario”, hasta que finalice el conflicto.

 

F/elconfidendial
 
Share Button
class=""
-

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

-