: |

leader

Trapero acata la orden del fiscal, pero cuestiona la tutela del ministerio

0 comments
Trapero acata la orden del fiscal, pero cuestiona la tutela del ministerio

Estos días más que nunca conviene ser especialmente riguroso con el uso de las palabras. Ayer, el fiscal superior de Catalunya, José María Romero de Tejada, entregó al major de los Mossos d’EsquadraJosep Lluís Traperola instrucción en la que nombra al número tres del ministerio del Interior, el coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos, responsable de la coordinación de los dispositivos policiales que se lleven a cabo hasta el 1 de octubre para impedir el referéndum. Trapero se guardó la orden, apenas cuatro párrafos poco concretos, y reiteró que, como se ha hecho a lo largo de la historia de la institución, cumplirá las ordenes. Pero que “no” compartía que una parte de la actividad de los Mossos sea ordenada y tutelada por un órgano político que depende del ministerio del Interior. ¿Desobediencia entonces? No.

El major explicó que no “voy a tolerar” que bajo la “excusa” de la coordinación se pretenda, en realidad, “mandar o supervisar” a los Mossos desde un ministerio del que no dependen la policía autonómica. Y recordó que en las últimas reuniones celebradas sólo él había presentado el dispositivo que Mossos tiene ya preparado de cara al 1 de octubre. Sin que el resto de mandos hayan aportado nada al respeto.

El nuevo coordinador de las policías ha instalado su despacho en la Delegación del Gobierno

Trapero gana tiempo. Reiteró que ya existe una mesa de coordinación que depende de la Junta de Seguridad de Catalunya que es la que coordina a las distintas policías. Y pidió esperar el dictamen que ya elaboran los servicios jurídicos del departamento de Interior.

¿Y entre tanto? Seguir como hasta ahora. De ahí que por la tarde difundiera una nota informativa que en este caso no firmó el major, sino la jefatura. De esta manera, Trapero ponía en evidencia frente a los 17.000 policías que las complicadas decisiones que está tomando en las últimas horas cuentan con el respaldo unánime de toda la escala de mando. Sin fisuras. Y tal como se pronunciaron en el día de ayer algunos portavoces sindicales, los agentes comparten su decisión de no reconocer las órdenes de un coronel de la Guardia Civil que desde la época de Alfredo Pérez Rubalcaba no gestiona operativos policiales, sino que se dedica a la política.

La reunión en la sede de la fiscalía volvió a ser breve y tensa. En el ministerio del Interior confían en que el major asumirá el liderazgo de esa coordinación en una investigación que, lo recuerda el propio Romero de Tejada en su instrucción, dirige el fiscal general de Catalunya.

En su nota, la jefatura de la policía lanzó un mensaje de “tranquilidad” y “respeto escrupuloso al actual marco legal”, después de que el conseller de Interior, Joaquim Forn, realizara una declaración institucional en la que aseguraba que la intención del Gobierno central era tomar el control de los Mossos. Sea o no esa la voluntad, la cadena de mando se mantiene con el major al frente y la instrucción de la fiscalía, a día de hoy, no supone ninguna intervención de los Mossos.

El fiscal ha convocado una nueva reunión este lunes. Asistirán los mismos interlocutores, quizás ya no esté presente el jefe de la Guardia Urbana, Evelio Vázquez, al que Romero de Tejada no menciona en la instrucción. En la cita, Trapero aportará la respuesta de los servicios jurídicos del Govern, que mantienen la tesis de que el fiscal se “extralimita” en sus competencias de colocar a un coronel de la Guardia Civil a dar órdenes a los Mossos.

El coronel Pérez de los Cobos se ha habilitado un despacho en la Delegación del Gobierno en Barcelona y desde allí espera coordinar y dirigir las actuaciones policiales dirigidas a impedir el referéndum.

La vaga instrucción del fiscal no aclara si su orden se refiere sólo a las investigaciones que en materia judicial ya lidera la Guardia Civil con el juzgado número 13 de Barcelona o a las que podrán surgir en materia de orden público el mismo día 1.

En el Gobierno central aseguran en que la actual situación se podría haber evitado si los Mossos “hubieran hecho algo” para impedir el referéndum. E insisten que “no fueron capaces de asegurar el orden público” en la entrada y registro de la conselleria de Economía. Ante esa situación “no nos podemos arriesgar a tener el próximo 1 de octubre a 17.000 policías mirando para otro lado”, remarcan.

La interpretación de esos mismos hechos es dispar en los mandos de los Mossos. Aseguran que desde que recibieron la orden del fiscal general del Estado de impedir el referéndum han hecho todo lo que se les ha pedido. “Ni más ni menos”, con instrucciones concretas del major en ese sentido. Y han insistido en que los incidentes del miércoles ante Economia se podrían haber evitado, si la Guardia Civil les hubiera avisado que se iban a hacer los registros y así habrían organizado un dispositivo de seguridad.

La Guardia Civil, por su parte, asegura que se comunicaron a los Mossos d’Esquadra los registros y que durante toda la mañana de aquel día se pidió a la intendenta jefa de la policía autonómica del Eixample, Teresa Laplana, que estuvo en la puerta del departamento, que enviara refuerzos.

F/lavanguardia
 
Share Button
class=""
-

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

-