: |

leader

Si pero no, otra vez

0 comments
Si pero no, otra vez

El presidente de la Generalitat pide que acabe la “represión contra el pueblo catalán” y solicita una reunión para llegar a acuerdos

El presidente de la Generalitat Carles Puigdemont no aclara, en su respuesta al requerimiento de Mariano Rajoy, si declaró la independencia en el pleno Parlament del martes. En la misiva, que han avanzado Catalunya Ràdio y RAC1, Puigdemont se limita a adjuntar diferentes documentos, como la Ley del Referéndum o el informe sobre las cargas policiales del 1 de octubre. Puigdemont defiende la senda de diálogo y recuerda que dejó “en suspensión” la declaración de independencia para abrir un proceso, “de dos meses”, para intentar llegar a un acuerdo con el Ejecutivo central. En la carta, de cuatro páginas, el president pide a Rajoy una reunión para llegar a acuerdos y que acabe la “represión contra el pueblo y el Gobierno de Cataluña”.

En un tono conciliador, Puigdemont insiste, en que la “prioridad” de su Gobierno es “buscar con toda la intensidad la vía de diálogo”. “Queremos hablar, como lo hacen las democracias consolidadas”, añade. En este sentido, apunta que la “suspensión” de la declaración de independencia el pasado martes es una muestra de la “firme voluntad de encontrar una solución y no el enfrentamiento”. El presidente catalán ofrece un plazo de dos meses para abrir “un camino de negociación”, que incluya otros actores, como mediadores.
carta de puigdemont

Pero la carta tampoco explica qué sucedería si transcurrido este periodo el Ejecutivo catalán no recibe muestras de voluntad de diálogo por parte de La Moncloa. Más explícito ha sido posteriormente el consejero de Interior Joaquim Forn, quien ha subrayado que si durante estos dos meses no se logra un proceso de dialogante, se declarará la independencia. “El president ha dicho que tenia un mandato surgido del 1 de octubre, que es declarar la república catalana. Si en estos dos meses el diálogo no es correspondido, actuaremos y la aplicaremos”, ha asegurado en una entrevista a Catalunya Ràdio.

“La situación que vivimos es de tal trascendencia que exige respuestas y soluciones políticas que estén a la altura”, considera el president en el escrito y le recuerda que el pasado 10 de octubre planteó “una oferta sincera de diálogo”. “No lo hice como una demostración de debilidad sino como una propuesta honesta para encontrar una solución a la relación entre el Estado español y Cataluña, que lleva bloqueada desde hace muchos años”.

No obstante, Puigdemont aprovecha la carta para lanzar dos propuestas. Por un lado, que se detenga “la represión” contra la ciudadanía catalana -en referencia a las cargas policiales del pasado 1 de octubre durante la celebración del referéndum independentista- y contra el Govern, por las querellas y la intervención de las cuentas. El jefe del Ejecutivo catalán menciona que precisamente este lunes declaran como imputados por sedición en la Audiencia Nacional los dos líderes de las entidades soberanistas, Asamblea Nacional Catalana y Òmnium, porque se les considera los organizadores de las protestas contra la intervención de las cuentas de la Generalitat el pasado 20 de septiembre. También está citado por sedición el mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero, al que la Guardia Civil considera “totalmente involucrado en el proceso soberanista” por la suspuesta inacción a la hora de impedir el voto el pasado 1 de octubre. El escrito también pone como ejemplos de esta “represión” el cierre de páginas web o las detenciones de altos cargos de la Generalitat.

La segunda de las propuestas lanzadas por Puigdemont está relacionada con la oferta de diálogo y solicita a Rajoy “lo antes posible” una reunión para “poder explorar los primeros acuerdos”. “No dejemos que se deteriore más la situación. Con buena voluntad, reconociendo el problema y mirándolo de cara, estoy seguro que pòdemos encontrar el camino de la solución”, añade el presidente catalán.

Al final de la carta, con fecha de este lunes, Puigdemont advierte que su oferta de diálogo no es compatible con las intervenciones policiales, judiciales o administrativas al entorno soberanista. “Nuestra propuesta de diálogo es sincera, pese a todo lo ocurrido, pero lógicamente es incompatible con el actual clima de creciente represión y amenaza”, remacha.

F/elpais
 
Share Button
class=""
-

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

-