: |

leader

El PDeCAT choca con Puigdemont por sus gastos en Bruselas y deja de pagar viajes

1 comment
El PDeCAT choca con Puigdemont por sus gastos en Bruselas y deja de pagar viajes

Los últimos afectados han sido la directora de campaña del ‘expresident’ y el director de Comunicación del antiguo Govern. El dinero escasea en su partido

El ‘expresident’ Carles Puigdemont está consiguiendo algo muy difícil: enfadar hasta a los suyos tras haber enfadado a sus socios, al Gobierno belga que le acogió y a las instituciones de la Unión Europeacon sus últimas declaraciones antieuropeístas. Los roces con el Partit Demòcrata Europeu (PDeCAT) se han hecho más frecuentes y más dolorosos, hasta el punto de que Puigdemont y su partido tienen ahora trayectorias divergentes. Y las discusiones afloran no solo por la estrategia errática del ‘expresident’ desde Bruselas, sino también por cuestiones más prosaicas: la campaña a distancia está costando un dineral al partido, que ya es remiso incluso a pagar viajes para hacerse la foto en la capital europea.

El último encontronazo se produjo el fin de semana pasado. Desde el entorno de Puigdemont se pide al partido más implicación, pero si esa implicación supone un gasto extra, se convierte en un problema. Llegados a este punto, desde el PDeCAT se negaron a pagar los pasajes a Bruselas de dos altos cargos del Govern, una de ellas la directora de campaña, Elsa Artadi, persona de confianza de Puigdemont, a quien este incorporó a su candidatura. La otra persona es Jaume Clotet, director general de Comunicación del Govern.

Ninguno de ellos es militante del partido, por lo que se considera que el PDeCAT no debe hacerse cargo de los viajes, sino que ha de ser la caja general de la campaña la que asuma esos gastos, y esta se nutre tanto de donativos privados como de fondos de organizaciones civiles que aportan su cuota. Artadi y Clotet se desplazaron a Bruselas el fin de semana pasado para asistir a una reunión del comité de estrategia de Puigdemont.

El viernes, el ‘expresident’ cenó en la capital belga con Pilar Rahola, amiga personal que se había desplazado hasta allí para conocer de primera mano su estado de ánimo, no en vano mantienen una relación de hace muchos años. La periodista, que fue a Bruselas acompañada de su marido, pagó el viaje de su bolsillo e invitó a la cena, en la que solo estuvieron presentes los tres. Al día siguiente, sábado por la noche, Puigdemont se reunió con el comité de campaña para diseñar la estrategia a seguir.

“Ha maniobrado en clave muy personal, ha confeccionado una candidatura a su medida y ha ordenado que todo el partido se ponga a sus pies. Pero se equivoca con esa actitud”, critica a El Confidencial un dirigente del PDeCAT.

Desencuentros con el partido

El horno en PDeCAT no está para bollos. Para empezar, los dos coordinadores generales del PDeCAT ni siquiera forman parte de la candidatura de Puigdemont: Marta Pascal y David Bonvehí han quedado barridos de la lista, algo inusual hasta la fecha. De hecho, Puigdemont hace tiempo que no hace un buen servicio al PDeCAT. Desde círculos cercanos a él se insinúa que ahora lo importante es potenciar las siglas Junts per Catalunya (JxCAT), puesto que es la plataforma con la que concurre. Pero el trasfondo es mucho más dramático: Ni Puigdemont se siente cómodo en las siglas del PDeCAT ni el PDeCAT se siente cómodo con Puigdemont dando bandazos dialécticos por Europa.

Para más inri, desde la formación heredera de Convergència han de actuar de bomberos más que de costaleros: cuando el ‘expresident’ propuso un referéndum en Cataluña para que los catalanes decidieran si continuar en Europa (la Europa que le está dando calabazas), la coordinadora general, Marta Pascal, se apresuró a colgar en Twitter: “Queremos ser Europa. Que nadie lo dude”. Eso sí, lo acompañaba del mea culpa de Puigdemont, inmediatamente posterior a sus polémicas declaraciones.

Hay otro detalle que evidencia los roces internos: el director de Comunicación de Artur Mas, Joan Maria Piqué, se desplazó a Bruselas para seguir la campaña. Pero ha tenido fuertes encontronazos con Aleix Sarri, asesor del eurodiputado Ramon Tremosa, que, ‘de facto’, ejerce como jefe de Gabinete de Puigdemont en Bruselas. Es cierto que Tremosa se ha convertido en algo así como el guía del ‘expresident’ por tierras belgas, pero ese apoyo del eurodiputado convergente no deja de ser lógico, teniendo en cuenta que él se mueve muy bien entre las bambalinas de la política europea… Pese al último corte del ex primer ministro belga por querer usarlo para sus fines de propaganda

F/elconfidencial

 

 
Share Button
class=""
-
  1. al margen de todas las payasadas que se les ocurran a toda esta tropa, lo importante es saber la procedencia del dinero con el que viven a todo lujo en Bélgica, y de donde sale el dinero necesario para que se dsplacen a ese páis amigos, alcaldes y público en general…hay que saber si se malversa dinero público.
    Esta es la cuestión principal.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

-