: |

Una localidad de Sevilla “lincha” a la muñeca de Ana Julia, la asesina confesa del niño Gabriel

0 comments
Una localidad de Sevilla “lincha” a la muñeca de Ana Julia, la asesina confesa del niño Gabriel

 

El pasado domingo de Pascua, en la localidad de Coripe, se llevó a cabo la tradicional Quema de Judas en la Plaza principal del pueblo. Fue en este acto donde tuvo lugar el linchamiento de una muñeca, hecha de tela y de paja, que representaba a una mujer negra, con peluca rizada, que representaba a Ana Julia, la asesina confesa del niño Gabriel en Almería. La acción tuvo lugar “en un acto popular y delante de menores, donde se profirieron vejaciones racistas y violentas”, incluidos disparos.
Así describe lo hechos, grabados en vídeo y reproducidos en redes sociales y algún medio, Movimiento contra la Intolerancia, que los ha denunciado ante la Fiscalía de Delitos de Odio de Sevilla. No es la primera vez que se “lincha” a una persona de manera ficticia, ya que la quema del judas es una tradición de la localidad calificada de interés turístico. De hecho, el año pasado se quemó a Barbara Rey, y en otras ocasiones a Eva Sannum, Iñaqui Undargarín o el asesino de Marta del Castillo.  La persona que se representa en la quema es elegida por el AMPA del colegio de Coripe.

Expresiones “vejatorias y humillantes”

“La citada muñeca representativa de Ana Julia  fue llevada  a la plaza escoltada por unos hombres vestidos de escopeteros que antes de colgarla le atizaron varios golpes para después ser tiroteada con munición de salva, hasta que empezó a arder quemándose en su totalidad”, explica el comunicado de la organización. Afirman que durante los hechos ” se escucharon expresiones vejatorias y humillantes que hacían referencia a su condición de mujer negra, jaleando el linchamiento y la violencia”. Consideran agravante que todo este suceso  tuviera lugar en un “contexto popular” y con menores como testigos.

Por todo ello, Movimiento contra la Intolerancia ha solicitado a la Fiscalía “la apertura de diligencias de investigación que clarifiquen responsabilidades ante estos hechos” apelando a un posible delito contra las libertades y derechos fundamentales del artículo 510 del Código Penal. La ONG considera que estos hechos “son contrarios a los más elementales principios del derecho reparador y que obvian el necesario interés del menor que ha de ser protegido en todo momento” ya que “públicamente se fomenta el odio y la violencia hacia la muñeca representativa de la confesa criminal del niño Gabriel y donde podrían desarrollarse estereotipos y prejuicios de naturaleza racista, misógina y xenófoba”.

F/eldiario

 

 
Share Button

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies