: |

leader

El PP pierde la mitad de sus votantes en la Comunidad de Madrid tras el ‘caso Cifuentes’

0 comments
El PP pierde la mitad de sus votantes en la Comunidad de Madrid tras el ‘caso Cifuentes’

La losa del ‘caso Máster’ ha terminado por hundir al PP en la Comunidad de Madrid. A pesar de la dimisión de Cristina Cifuentes tras la polémica de su título de posgrado, si se celebraran hoy las elecciones autonómicas, el partido que gobierna en la Puerta del Sol desde 1995 perdería la mitad de sus fieles y quedaría arrasado en las urnas por Ciudadanos (Cs), que pasaría de ser la cuarta fuerza en el Parlamento regional a ocupar el primer puesto.

Los dos partidos de centro-derecha podrían seguir alineándose para dejar su impronta en los asuntos autonómicos mollares con una cómoda mayoría absoluta a diferencia de lo que ocurre en esta legislatura, en la que sólo tienen un diputado más que la suma del PSOE y Podemos. Eso sí, en esa relación de conveniencia que dura ya tres años, el que se quedaría con la posición dominante sería el grupo ‘naranja’, que numéricamente podría intentar también un pacto de investidura con los socialistas, aunque sea más complejo desde el prisma del encaje ideológico.

 

Ésta es al menos la fotografía que devuelve la encuesta de Sigma Dos para EL MUNDO, realizada del 24 al 26 de abril, coincidiendo con el momento en que Cifuentes comunicó su renuncia como presidenta.

A apenas un año de las elecciones, si los votantes de la Comunidad de Madrid tuvieran que escoger una papeleta, el 30,4% optaría por la de Cs, 18,2 puntos más que en 2015. Aunque alejado de la mayoría absoluta, el partido de Albert Riverasería el único que aumentaría su número de diputados y, además, de forma muy notable. Tendría entre 42 y 43 en lugar de los 17 que forman su grupo ahora debido a una importante fuga de votos fundamentalmente del PP (27,7%, lo que equivale a 290.000 votantes), pero también del PSOE (12,3%, 99.000 votantes).

 

La segunda plaza en el escrutinio la ocuparían los ‘populares’, que sufrirían la debacle más aparatosa del espectro político tras el rosario de supuestas irregularidades que se han ido engarzando en torno al máster de Cifuentes, con la puntilla de la difusión del vídeo de 2011 del presunto hurto de dos cremas en un supermercado. A pesar de que lograría atraer a un 4,4% de desencantados con la formación ‘naranja’, el partido mayoritario desde hace dos décadas conseguiría ahora sólo el 22,6% de los sufragios, 10,5 puntos menos que hace tres años y casi 30% menos que en 2011. Sólo conservaría 31 ó 32 escaños de los 48 que tiene esta legislatura, con lo que se dejaría en las urnas 16 o 17.

El PP empataría además en número de representantes con el PSOE, que, a su vez, en menor proporción pero también significativamente, pierde fuelle ante el avance de Cs. Pese a no estar lastrado por el desgaste propio de la acción de gobierno, el grupo mayoritario de la oposición pasaría del 25,4% de las papeletas, que le dieron 37 parlamentarios, a aglutinar sólo 22,2%, y quedaría como el tercer partido más apoyado por los electores y como posible muleta de la formación ‘naranja’.

 

A la cuarta posición caería Podemos desde el tercer lugar que ocupa ahora con 27 sillones en el hemiciclo de Vallecas. Las luchas intestinas de la formación morada para buscar a su candidato a presidente de la Comunidad de Madrid en 2019 pesan en la intención de voto de sus simpatizantes, que descendería casi dos puntos (de 18,6% a 16,8%) y dejaría su bancada con 23-24 miembros.

Según los resultados de la encuesta, de lo poco que permanecería invariable en la Cámara madrileña la próxima legislatura sería el número y las siglas de los partidos con representación, que seguirían siendo los mismos cuatro. Si IU presentara candidatura propia, como en 2015, atraería el 3,6% de los sufragios, pero seguiría sin poder formar grupo.

 

El PSOE, penalizado por la estrategia nacional, ve cómo sus votantes se marchan a Cs y no rentabiliza la bajada de Podemos, de quien recibe tanto como cede, hasta el punto de que en el global los socialistas pierden más apoyos que el partido morado.Y eso, pese a contar con el único líder que aprueba (5,06), Ángel Gabilondo, que, salvo sorpresas, repetirá como aspirante a la Presidencia. Tiene un alto aprecio entre los votantes del partido al que representa sin ser afiliado (6,48) y entre los de Podemos (6,02), y no queda mal parado entre los del PP (4,25) y Cs (4,64).

 

El número uno en Madrid de este partido, Ignacio Aguado, sale reforzado de la crisis del máster tras asumir el protagonismo de la exigencia de dimisión de Cifuentes, y es el segundo político mejor valorado (4,74). A falta de las primarias que lo confirmen -o no- como cabeza de cartel, es significativa la puntuación que recibe de los afines a los populares (5,25).

En Podemos, pese a las controversias entre familias, Íñigo Errejón es quien más apoyo de los suyos obtiene (7,01). No obstante, su nota media cae hasta el 3,95 y es sólo dos puntos superior a la de Lorena Ruiz-Huerta, actual portavoz del grupo ‘morado’, que tiene una valoración interna de 6,52.

Cifuentes, por último, es la política más castigada al pasar por el tamiz demoscópico, con una calificación de 3,69 del conjunto de los encuestados. A pesar de su dimisión forzosa por el caso Máster, los votantes del PP aprueban con un 5,78 su gestión de estos tres años.

Críticas a la elección del candidato de Podemos

Sólo un 17% de los encuestados considera que la designación del candidato de Podemos a la Comunidad de Madrid en 2019 está siendo «suficientemente abierta y participativa», en contraste con el 55% que opina lo contrario. Especialmente relevante es el dato del 38% de los votantes descontentos de la propia formación ‘morada’ que opinan que el proceso no es todo lo democrático que cabría esperar, muy próximo al del 40% que opina que sí lo es. Tras el ‘dedazo’ de Pablo Iglesias sobre Íñigo Errejón, quedaba que el aspirante favorito se sometiera al veredicto de unas primarias inicialmente previstas para después del verano, pero que se adelantaron a abril al calor del ‘caso Máster’ dejando al aire de nuevo las diferencias entre las distintas familias políticas y en particular de los Anticapitalistas, grupo al que pertenece la actual portavoz, Lorena Ruiz-Huerta, defenestrada a un año de las elecciones.

 

 F/elmundo

 

 
Share Button
class=""
-

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

-