: |

Primera víctima en la cueva de Tailandia: un antiguo marine muere por falta de oxígeno

0 comments
Primera víctima en la cueva de Tailandia: un antiguo marine muere por falta de oxígeno

El marine fallecido estaba participando en las tareas de preparación para un posible intento de rescate en el que se habría guiado a los niños buceando hasta la entrada de la cueva

La cueva tailandesa en la que llevan atrapados desde hace casi dos semanas 12 menores y su entrenador de fútbol se ha cobrado la primera víctima del rescate. El soldado, Samarn Kunan, de 38 años y procedente de la empobrecida provincia de Roi Et, murió por falta de oxígeno, irónicamente, tras una ronda poniendo tanques de oxígeno en la cueva. El incidente ocurrió de madrugada, hacia la 1 de la mañana hora local, según han informado las autoridades tailandesas en una rueda de prensa esta mañana.

Las autoridades han informado además de que los niveles de oxígeno dentro de la cueva están descendiendo y que están trabajando ahora en instalar un cable para hacerles llegar aire que puedan respirar.

La cueva tailandesa en la que llevan atrapados desde hace casi dos semanas 12 menores y su entrenador de fútbol se ha cobrado la primera víctima del rescate. El soldado, Samarn Kunan, de 38 años y procedente de la empobrecida provincia de Roi Et, murió por falta de oxígeno, irónicamente, tras una ronda poniendo tanques de oxígeno en la cueva. El incidente ocurrió de madrugada, hacia la 1 de la mañana hora local, según han informado las autoridades tailandesas en una rueda de prensa esta mañana.

Las autoridades han informado además de que los niveles de oxígeno dentro de la cueva están descendiendo y que están trabajando ahora en instalar un cable para hacerles llegar aire que puedan respirar.

Por ello, la muerte de un buceador experimentado podría hacer a los equipos de rescate replantearse la peligrosidad, aunque las autoridades aún no han confirmado cuáles son las nuevas posibilidades que se barajan. Los niños llevaban recibiendo clases de buceo desde el pasado martes para acostumbrarse al equipo que deberían utilizar si finalmente se intenta el rescate. Además, aunque el estado de salud de todos es estable, dos de los niños y el entrenador han sido diagnosticados con malnutrición, lo que podría complicar su rescate.

El gobernador de Chiang Rai, la provincia en la que está la cueva, aseguró ayer que se planteaban sacar primero a aquellos en mejores condiciones de salud e intentar ganar tiempo para que los otros se recuperaran con el avituallamiento que los equipos de rescate les están haciendo llegar.

No obstante, hasta ahora se había informado de que los menores no sabían nadar, pero el periódico ‘The Guardian’ publicó ayer una entrevista con los otros dos chavales que formaban parte del equipo de fútbol y que no fueron a la cueva en la que aseguraban que sí saben nadar. Como prueba de ello, mostraron fotos del equipo en una piscina.

Los menores, que tienen entre 11 y 16 años, entraron junto a su entrenador de fútbol en la cueva el pasado 23 de junio después de terminar un entrenamiento y se quedaron atrapados cuando el agua de las lluvias torrenciales bloqueó la salida. Habían dejado sus bicicletas, sus zapatos y otras pertenencias en la zona que da acceso a los pasillos angostos de la cueva. Unos metros antes, en la entrada, una señal aconseja no adentrarse en la cueva entre los meses de julio y septiembre.

Las otras opciones de rescate

Otras opciones que se han barajado han sido perforar un túnel desde la superficie para conseguir llegar hasta la zona donde están los menores. Sin embargo, los expertos aún no han encontrado el punto específico en el que deberían taladrar. Los equipos de rescate están además intentando bombear agua fuera de la cueva lo más rápidamente posible. Si consiguen que el agua descienda lo suficiente, podrían sacarlos usando únicamente chalecos salvavidas, sin necesidad de bucear.

Sin embargo, las horas corren en contra de esta última opción, ya que las previsiones metereológicas aseguran que habrá fuertes lluvias en la zona a partir de este sábado. Este viernes las nubes ya acechaban la zona donde está la cueva. Además, varios voluntarios que se habían acercado a ayudar a evacuar agua de la cueva acabaron desviando más agua dentro. Si las lluvias vuelven antes de que baje el nivel del agua, el rescate podría alargarse hasta finales de octubre o principios de noviembre, cuando terminar la época de lluvias.

La historia de valentía y resistencia de los 12 niños y su entrenador de fútbol ha dado la vuelta al mundo. Los medios tailandeses han llenado páginas desde el inicio de las tareas de rescate, pero la atención internacional llegó cuando, el pasado lunes, los menores fueron hallados con vida tras nueve días dentro de la cueva por dos buzos británicos.

Más de 1000 personas han participado hasta el momento en las tareas de rescate, incluyendo equipos de diversos países como China, Laos o Estados Unidos.

 

F/elconfidencial
 
Share Button

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies