En cierta forma, Alfredo Urdaci ha resultado una decepción para la Reina Letizia. Tuvieron bastante trato cuando ambos trabajaban en TVE. Lógicamente, cuando ella entró a formar parte de la Casa Real, perdieron el contacto. Todo indica que el periodista tenía intención de escribir una biografía de la Reina. En principio, parecía que ella le iba a facilitar el trabajo. Sin embargo, al final no hubo acuerdo.

Si cuando se anunció el compromiso con don FelipeAlfredo se deshacía en elogios hacia doña Letizia que sonrojaban a quienes los escuchaban por exagerados: “Letizia Ortiz es una periodista de raza, es la mejor.”; su opinión cambió cuando recibió una negativa como respuesta a su biografía. Ahora señala como defectos lo que antes eran errores, como su “hiperfeccionismo”. También ha señalado que “No queda nada de la Letizia que yo conocí”.