: |

Cargos del PSOE creen al CIS y empujan a Sánchez para convocar elecciones en otoño

0 comments
Cargos del PSOE creen al CIS y empujan a Sánchez para convocar elecciones en otoño

El Gobierno trabaja en los próximos Presupuestos del Estado pese al revés del déficit y los avisos de Cataluña, que amenaza con un ‘otoño caliente’

Pedro Sánchez se tomará el lunes, tras su reunión con el Rey en Marivent, unos días de vacaciones y podrá valorar con calma el mensaje que le trasladan dirigentes del PSOE, cargos orgánicos del partido e incluso barones socialistas sobre la idoneidad de convocar elecciones en otoño, final de noviembre, coincidiendo con las andaluzas. De momento, el presidente del Gobierno, aseguran desde su equipo, no se muestra a favor de ese adelanto, aunque sube la presión en sus propias filas.

El último barómetro del CIS habla de un vuelco político en España tras la moción de censura que desalojó a Mariano Rajoy. La encuesta, que los partidos de la oposición ponen en duda por la ‘cocina’ que arrogan al director del CIS y exmiembro de la ejecutiva socialista de Sánchez, José Félix Tezanos, señala una subida del PSOE, que podría ganar las elecciones con un 29,9% de los votos. Por detrás quedarían PP y Ciudadanos empatados al 20,4% y muy tocado Podemos, con un 15,6%.

Este sondeo da alas a quienes creen que lo mejor sería convocar en otoño. Lo que se suma, informan fuentes socialistas, a la constatación de la difícil y tensa relación con Cataluña, que arrojó la foto de un callejón sin salida a partir de septiembre, tras la reunión de la comisión bilateral del Gobierno y la Generalitat el pasado miércoles en Barcelona.

Díaz sopesa el adelanto

La posibilidad de que Pedro Sánchez convoque con las andaluzas no es nueva. Tras la visita de la presidenta Susana Díaz a La Moncloa se empezó a señalar desde sectores del partido que esa coincidencia electoral era un buen escenario para el PSOE, tanto en unas generales como en las autonómicas. Según fuentes del Gobierno, Sánchez y Díaz hablaron sobre un posible adelanto electoral en Andalucía sin que la presidenta desvelara cuál era su hoja de ruta. Ambos presidentes, insisten desde el equipo de Sánchez, acordaron hablar después de verano sobre este asunto y antes de que Díaz anunciara la fecha de los comicios.

Horas después, la presidenta Díaz constató, lo que en los círculos políticos andaluces era un secreto a voces, su preferencia por unas elecciones en solitario “con acento andaluz y hablando de Andalucía”. Entre los dirigentes del PSOE-A preocupa, y mucho, la posibilidad de que se solapen autonómicas y generales y Cataluña se adueñe del debate. Una campaña con Albert Rivera o Pablo Casado dibujando cada día a los socialistas como presos del “chantaje independentista”, aseguran desde el PSOE andaluz, sería muy perjudicial para los intereses socialistas en una comunidad que es tradicional granero de votos socialistas.

El Gobierno públicamente desmiente el adelanto y trabaja en elaborar unos nuevos Presupuestos del Estado pese al revés de la senda de déficit

Los cargos del PSOE que animan a Sánchez a convocar en otoño apuntan que hay que aprovechar el efecto Sánchez” o “la ola” a la que se han subido tras la moción de censura y que no se sabe cuánto tiempo podría durar. La vicepresidenta, Carmen Calvo, y el equipo de Sánchez en La Moncloa han dejado claro en declaraciones públicas que se inclinan más por aguantar varios meses, incluso llegando después de las elecciones autonómicas, europeas y municipales de mayo.

Podemos, beligerantes

En su discurso oficial, el presidente apuesta por agotar la legislatura en 2020, pero todos en el Gobierno dan por hecho que ese escenario es el más improbable de todos. Los socialistas también valoran las ventajas del ‘superdomingo’, es decir quienes defienden en el círculo de Sánchez que todo serían ventajas si la misma jornada de mayo de 2019 se celebran las generales junto a las municipales, las autonómicas y las europeas.

El Ejecutivo trabaja con la idea firme de presentar unos Presupuestos antes del 1 de octubre y eso no sería posible si se convocan elecciones para el otoño. El Ministerio de Hacienda está elaborando las cuentas y aseguran que es más probable sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado que la senda del déficit, que tumbó el Congreso. Cuentan con Podemos, aunque el partido de Pablo Iglesias ha lanzado serios avisos sobre que jugarán un papel beligerante.

Si Cataluña plantea otro referéndum ilegal, el Gobierno siempre tendrían en su mano la aplicación del 155, advierten desde el PSOE

Ante la división en las filas del independentismo catalán y el golpe de Carles Puigdemont al PDeCAT, tampoco se descarta como escenario que Cataluña se lance también a una convocatoria electoral antes de final de año, lo que sin duda dinamitaría todas las hipótesis planteadas sobre el calendario. Desde el Gobierno cuentan con que la inestabilidad catalana es determinante para avanzar en los planes políticos de Sánchez y temen fechas señaladas como la Diada del 11 de septiembre o el próximo 1 de octubre, efeméride del referéndum. “En estas circunstancias y si la Generalitat vuelve a decisiones unilaterales que desafíen al Estado de derecho el Gobierno siempre tendrá en su mano aplicar el 155”, defienden dirigentes socialistas, convencidos de que Cataluña no tiene por qué condicionar los tiempos.

“Nadie entendería que Susana Díaz no comunicara previamente al presidente su decisión sobre las elecciones en Andalucía”, advierten desde el equipo del presidente del Gobierno, asegurando que esto sólo ha ocurrido de forma excepcional con Cataluña en las últimas convocatorias electorales. Sin embargo, la desconfianza sigue presidiendo las relaciones políticas entre ambos.

Vacaciones en Doñana

No hay agenda aún para saber si Susana Díaz acudirá a visitar al presidente del Gobierno durante su estancia en Doñana la próxima semana. Algo que sí era habitual que ocurriera con sus antecesores. Manuel Chaves visitó tanto a Felipe González como a José Luis Rodríguez Zapatero durante sus veraneos en Las Marismillas.

La presidenta de Andalucía se despidió de su Gabinete el pasado martes y en el último Consejo de Gobierno antes de tomarse unas semanas de vacaciones no desveló cuáles serán sus intenciones respecto a un posible adelanto electoral. De hecho, según fuentes del Ejecutivo andaluz, insistió en que deberá pensarlo y en que no tiene tomada una decisión.

Díaz debe decidir si mantiene las elecciones en marzo de 2019 o las adelanta. Hay tres fechas manejadas: el 28-O, el 18 o el 25 de noviembre

Díaz deberá decidir si mantiene las elecciones en marzo de 2019 o las adelanta a final de octubre o noviembre. Hay tres fechas que los socialistas han manejado, el 28 de octubre, el 18 o el 25 de noviembre. Si Sánchez se mantiene en su idea de permitir que el Gobierno enraíce” y “dé frutos”, como defienden desde su equipo, tendría que convencer a Díaz de que mantenga las andaluzas en marzo y vayan de la mano en los comicios la próxima primavera. De las diez elecciones andaluzas celebradas desde 1982, sólo cuatro no han coincidido con ningún otro proceso electoral. La volatilidad política y la inestabilidad tampoco animan a tomar decisiones con mucha antelación aunque todo el entorno de Díaz la anima a convocar cuanto antes y Sánchez escucha cada vez más voces autorizadas dentro del PSOE en ese sentido, aunque se resiste a convocar al menos hasta primavera.

 

 

F/elconfidencial

 

 
Share Button

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies