: |

La vida de Zaplana, en serio riesgo por el aislamiento impuesto por el juzgado

0 comments
La vida de Zaplana, en serio riesgo por el aislamiento impuesto por el juzgado

Un informe médico advierte de que Zaplana necesita estar acompañado para garantizar su asistencia en caso de que “suceda algún evento grave”.

Los graves problemas de salud de Eduardo Zaplana no hacen sino empeorar por el régimen impuesto por el juzgado de instrucción número 8 de valencia. Ahora, el exministro y expresidente de la Generalidad ha contraído una gravísima enfermedad asociada al trasplante de médula al que tuvo que ser sometido, la Enfermedad Injerto Contra Huésped (EICH), según el informe al que ha tenido acceso el diario El Mundo.

Esta enfermedad viene provocada por una complicación que puede resultar mortal y que ocurre, en ocasiones, después de un trasplante de médula ósea. Consiste en el ataque por parte de linfocitos del donante a células de diversos órganos del receptor. Es algo que sucede en casos de rechazo de trasplantes de órganos como corazón, hígado o riñón. El informe médico destaca que si “la Enfermedad Injerto Contra Huésped no responde al tratamiento de primera línea, consistente en prednisona, las expectativas de supervivencia del paciente trasplantado se reducen drásticamente”.

Según el informe médico fechado el pasado 28 de diciembre y firmado por el facultativo que trata a Zaplana, el jefe de servicio de Hematología y Hemoterapia del Hospital La Fe, Guillermo Sanz, la preocupación es máxima porque “el régimen de incomunicación que se le aplica” al exministro y expresidente de la Generalidad, “es más riguroso que el establecido por el Servicio de Hematología para el resto de pacientes ingresados y en situación, como en su caso, de aislamiento antiinfeccioso estricto”. Añade que el tratamiento “de rescate” que se le está aplicando “no está disponible en el Hospital General Universitario de Valencia (conveniado con la prisión de Picassent)” –el centro que recomienda la juez– y por eso tiene que realizarse el tratamiento en La Fe.

En su escrito, el jefe de Hematología del Hospital de la Fe, explica que pacientes como Zaplana necesitan estar acompañados 24 horas, “generalmente por algún familiar” y “por prescripción facultativa” para “garantizar una asistencia de urgencia en caso de que suceda algún evento grave inesperado”. No obstante esta prescripción médica fue “rechazada” por el juzgado que ordenó explícitamente a los agentes que custodian a Zaplana que impidieran la entrada a Rosa Barceló, la mujer del exministro, que estaba en el Hospital precisamente para atender a esa recomendación médica.

 

Este hecho se releja en el informe del doctor Sanz: “Por ello, su esposa Rosa Barceló Martorell le acompañó esa mañana en la habitación de aislamiento que ocupaba. Atendiendo una orden explícita de su Juzgado, los policías que le vigilaban invitaron a Rosa Barceló Martorell a abandonar la habitación. Desde ese mismo día, el paciente está aislado sin acompañante. Esta situación no es normal y puede aumentar el riesgo para su salud, por lo que sería más que deseable que se corrigiese lo antes posible”.

 

 

 

F/libertaddigital
 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies