viagra para mujeres chile angiotensin ii receptor blockers and viagra viagra generico simi minimal dosage viagra viagra faz mal com o tempo viagra kombinieren

: |

Pautas tempranas para inculcar un buen hábito de estudio que sirva para el futuro

0 comments
Pautas tempranas para inculcar un buen hábito de estudio que sirva para el futuro

Crear hábitos de estudio desde edades tempranas es fundamental para que el niño, cuando lo necesite, tenga la capacidad de concentrarse durante un largo tiempo para estudiar. Esto tendrá efectos positivos sobre su progreso de aprendizaje y favorecerá su rendimiento académico. La clave para lograrlo reside en establecer una disciplina de trabajo desde pequeños, fijar un horario y un lugar concretos donde el niño, cada día, dedique un poco de tiempo a actividades de “mesa y silla” tales como dibujar, colorear, leer…, es decir, crear un hábito.
Cómo crear el hábito
“Un hábito es algo que se repite”, señala Ana Cobos Cedillo, Doctora en Psicopedagogía y Orientadora y Presidenta de la Confederación de Organizaciones de Psicopedagogía y Orientación de España (COPOE), quien explica que “un hábito puede comenzar a consolidarse cuando se lleva repitiendo a partir de tres semanas”.
Para conseguir que los niños estén acostumbrados a una rutina de trabajo para el futuro, “han de tener cierta disciplina de mesa y silla. Esto no quiere decir que les vayamos a poner a hacer deberes en la etapa infantil, pero sí a partir de los dos o tres años los niños tienen que saber que hay actividades que se van a hacer en la calle, en el parque, en la playa, etcétera, pero también hay otras actividades, que también son divertidas y que también forman parte de su rutina, que se realizan sentados en una mesa con lápices, tijeras, gomas, libros, tablets…”.

Sin embargo, con este último recurso, las tablets, hemos de tener cuidado, comenta la experta, pues si se las brindamos a nuestros hijos cuando son muy pequeños podemos provocar que posteriormente rechacen las actividades manuales. “Si se empieza a introducir a los niños muy temprano en la tecnología vamos a hacer que cada vez se alejen más de la experiencia manual. Por ejemplo, el rojo o el verde que te puede dar una Tablet es un rojo o verde que jamás vas a conseguir con una lápiz de color, entonces es difícil que un niño o una niña quede fascinado por el dibujo y por colorear si conoce antes la tecnología que el procedimiento manual”, señala la experta.
Por tanto, es importante enseñar a los niños desde siempre que hay actividades divertidas que se realizan en la calle y otras, también divertidas, que se realizan sentados en casa. La clave para inculcar a los niños hábitos de estudio es ir “introduciendo este hábito de sentarse cada día un rato poco a poco. Primero con mamá o con papá, aunque la tendencia debe ser ir dejándoles solitos”. En conclusión: “tenemos que conseguir que el niño disfrute de la actividad de estar sentado pintando, leyendo… y a medio plazo que lo haga solo, que busque la motivación intrínseca en este tipo de actividades y que no necesite que sus padres se pongan al lado. La dependencia nos puede jugar malas pasadas”.

Podemos decir que, por tanto, lo primero es crear el hábito de que al niño le guste y aguante estar sentado frente a una mesa, dedicando ese rato a pintar, leer, dibujar en la etapa infantil, y después, cuando el niño ya esté en primaria y tenga que hacer deberes, iremos introduciendo las actividades escolares. “Sobre todo en secundaria los deberes deben ir entrando en la vida de los niños progresivamente”, señala Ana Cobos. “El hábito de saber estar sentados les va a permitir cuando sean mayores hacer deberes. Hay una gran diferencia entre los niños que en casa tienen ese apoyo en la familia para trabajar sentados para tener un rato dedicado a lo académico y los niños que no han tenido ese apoyo. Esta diferencia se traduce en rendimientos”.
Mismo lugar, mismo horario y mismo tiempo
“El hábito no es solamente el tiempo que tú le dedicas”, señala la Presidenta de COPOE, “sino el espacio, el contexto y el horario. El hábito es establecer asociaciones”: cada día, a la misma hora y en el mismo lugar, la misma actividad.
Por otro lado, tal y como explica la doctora, al igual que el tipo de actividades, el tiempo dedicado a estas también debe adaptarse a cada edad, siendo suficiente media hora para un niño de tres años hasta conseguir, poco a poco y de forma progresiva, las dos horas de trabajo en un adolescente de secundaria: dos horas no solo de estudio, sino de pasar a limpio, entender, leer, estudiar, preparar la mochila, etcétera.
Motivación por parte de los padres

“Es interesante que poco a poco cada vez sean más autónomos y que hagan ellos sus actividades de forma intrínseca por la motivación que tiene aprender, sacar buenas notas y ser responsable con tu obligación, pero aun así los padres tenemos que estar ahí, apoyando. Aunque no estemos sentados haciendo los deberes si debemos preguntarles al final del día o de la tarde ‘qué has hecho hoy, enséñamelo, si quieres te tomo la lección’ y valorar todo lo que hacen ‘qué bonito dibujo, qué bien te sabes la lección, qué bien has hecho este resumen…’. “Las personas funcionamos con motivación y la motivación para que se mantenga necesita de esa gasolina que es el refuerzo positivo. Un refuerzo positivo que no tiene por qué ser material, sino que es más efectivo el refuerzo del afecto, el reconocimiento y la valoración”.
Técnicas de estudio útiles para los niños
“Tenemos que utilizar cuanto antes las técnicas de estudio que luego van a necesitar de mayores. Las técnicas de estudio basadas en la memorización duran poco, todo lo que esté relacionado con el estudio ha de basarse en la comprensión. Comprender bien el concepto, que sea significativo y que se pueda integrar en los conocimientos que uno tiene anteriormente. Por eso, cuando empecemos a estudiar con un niño, primero debemos preguntarle ‘¿qué sabes de esto?’. Vamos a ver cómo está el muro y partir de lo que sepa vamos a añadir una nueva fila de ladrillos”.
Comprender antes de memorizar
Comprender integrando los nuevos conocimientos a los conocimientos previos
Memorizar mediante el mapa conceptual a través de golpes de vista
A partir de ahí, pueden resultar útiles otros recursos como los esquemas y los mapas conceptuales, que según señala Cobos, “son más interesantes que los resúmenes, ya que el resumen obliga al niño volvérselo a leer de nuevo y el esquema funciona con golpes de vista”.

F/crecer

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies