: |

leader

TROCITOS DE CORAZON

0 comments
TROCITOS DE CORAZON

Tuve mucha suerte ya que  tardé  en tener que aprender a vivir con ausencias. Es difícil, duele y tristemente te acostumbras.

Mi hijo pequeño dice que el corazón está  formado por pedazos de gente a la que quieres y que cuando alguien se va, cuando llegan  las ausencias, son “trocitos de corazón que se rompe”

Un día te das cuenta de que  tu padre,  aquel que tantas veces te acurrucó en sus brazos, que te consoló cuando te hizo falta, que te reprendía  y que siempre era tu referente, ya no estaba y te ves desprotegida, porque aunque los años habían hecho mella en él, y la enfermedad solo había dejado resquicios de aquel hombre al que siempre admiraste, tú le seguías viendo como   el príncipe que te salvaría del dragón,  si te hiciese falta, pues tú eras su princesa.

Otro día será el esposo, que se va antes de tiempo, con el que habías empezado una nueva vida y con el que pensabas envejecer viendo crecer a los nietos y triunfar a los hijos.

O el amigo, el confidente, el paño de lágrimas. O tu perro que era el que mejor comprendía tu estado de ánimo.

Mi hijo tiene toda la razón, y es verdad que ese trocito de corazón  nunca se recupera, que como mucho,  se irá recomponiendo con trozos de gente nueva, pero siempre estará la grieta de esa ausencia con  la que aprendes a vivir, pero  que, a veces, por esa grieta se filtrarán recuerdos alegres, sueños que no se cumplieron y …  lágrimas de ausencias

Share

Share Button
class=""
-

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

-